La entrega de Joaquín El Chapo Guzmán Loera a Estados Unidos no será de manera inmediata. Según cálculos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) se realizaría cuando menos hasta después de agosto.

En el mejor de los casos, tardaría por lo menos 95 días en concretarse el procedimiento si es que la defensa, como lo anunció, recurre al amparo, explicaron autoridades de la cancillería a EL UNIVERSAL.

A partir de ayer, los abogados de Guzmán Loera cuentan con 30 días hábiles para presentar un amparo, lo que se traduce en 45 días.

En un escenario de tiempo récord o el menor que podría implicar el procedimiento, las estimaciones contemplan que la resolución del juicio de amparo podría tomar dos semanas. Después de este proceso podría haber un recurso de revisión, que llevaría alrededor de 20 días, y luego la respuesta a ese recurso, lo que podría tomar aproximadamente 15 días más.

El cálculo muestra que no sería menor a 95 días la entrega de quien fuera uno de los criminales más buscados a nivel mundial.

De acuerdo con el Tratado de Extradición Bilateral, el reclamado también podría allanarse al traslado, es decir, aceptar su entrega, y sólo de esta forma su envío sería inmediato.

Este proceso se inicia luego de que la Cancillería concedió ayer a Estados Unidos la extradición de Guzmán Loera, quien fuera uno de los criminales más buscados.

Ayer El Chapo fue notificado de esta resolución en el Centro Federal de Readaptación Social Número 9, ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua, en donde está recluido desde el pasado 7 de mayo.

La Cancillería mexicana notificó al líder del Cártel de Sinaloa que el gobierno de México concede su extradición internacional, para ser procesado ante la Corte Federal para el Distrito Oeste de Texas, por los delitos de asociación delictuosa, contra la salud, delincuencia organizada, posesión de armas, homicidio y lavado de dinero, así como ante la Corte para el Distrito Sur de California, por asociación para importar y poseer drogas, con la intención de distribuir cocaína.

Se concluyó que las solicitudes presentadas cumplen con todos y cada uno de los requisitos previstos en el Tratado de Extradición Bilateral.

“Para lo anterior, se tomaron en cuenta las consideraciones de hecho y de derecho señaladas por los Jueces Octavo y Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en esta ciudad, quienes opinaron a esta Cancillería que la extradición es procedente”, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Detalló que el gobierno estadounidense proporcionó las garantías suficientes de que no se aplicará la pena de muerte a Joaquín Guzmán Loera, en caso de ser extraditado y juzgado en ese país.

El Chapo puede inconformarse a través del amparo, pero una vez que dichos acuerdos queden firmes y ejecutables, “será la Procuraduría General de la República la que conforme a sus facultades y atribuciones procederá, en su caso, a la entrega del reclamado a las autoridades estadounidenses que sean designadas”.

La defensa de el narcotraficante prepara la estrategia jurídica, luego de que la SRE concedió su extradición.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el abogado José Refugio Rodríguez indicó que la defensa analiza interponer el amparo para impedir la extradición; sin embargo, en el caso de que su cliente lo decida, podría incluso pedir que se acelere el proceso bajo ciertas condiciones negociadas, que rechazó adelantar.

Señaló que el equipo de abogados del narcotraficante “contamos con 30 días para interponer el recurso de apelación, pero lo estamos analizando”, y destacó que si se lleva el caso hasta los tribunales, el proceso de entrega podría tardar un par de años, “no será cuestión de meses como afirman las autoridades”.

EL Universal 

Advertisements