La primera dama de México, Angélica Rivera, acudió en compañía de sus hermanas, al show que ofreció la cantante Ana Gabriel en el Auditorio Nacional, en la Ciudad de México.

Como todos los demás, ‘La Gaviota’ disfrutaba del concierto de la intérprete y como todos los fans cantaba cada uno de sus éxitos, pero jamás imaginó pasar un momento incómodo.

Ana Gabriel decidió dar un alto a su show para presentar a la exactriz. “Los Pinos de mi casa, dijo después. ¿Qué ustedes no tienen Pinos en su casa?”, bromeó con los asistentes y les preguntó qué es lo que habían pensado.

Esta intervención sirvió como introducción para presentar a Angélica Rivera: “Nuestro país tiene unos Pinos bien grandes, pero en esos Pinos a pesar de todo lo que nuestro país ha vivido no puedo dejar de agradecer a una amiga que por circunstancias de la vida está allí y que está haciéndome el favor esta noche de acompañarme”, dijo.

Yo se lo agradezco infinitamente, que sabes que te amo, que te admiro porque tú eres nuestra ‘Gaviota’. Eres una gran actriz, una gran amiga”, sostuvo. Ante eso, el público en un principio aplaudió, luego se escucharon silbidos y abucheos.

Redacción larepublica.pe