La serie ‘House of Cards’ no solo es una de las primeras series originales de Netflix, también es una de las más exitosas entre el público, aclamada por su increíble y audaz guion, y sobre todo, por las interpretaciones de Kevin Spacey y Robin Wright como Frank y Claire Underwood respectivamente. 

A lo largo de las temporadas hemos visto como los Underwood se han abierto camino para llegar a la punta más alta de la élite política de Estados Unidos. Aunque en un principio la serie se enfocaba más en el personaje de Frank, en las últimas temporadas, Claire tomó un papel principal, lo que hizo que Robin Wright exgiera una igualdad de sueldos.
En un momento en donde Hollywood vive una fuerte crítica por la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres, Wright alzó la voz con los productores de ‘House of Cards’ y exigió el mismo sueldo que Kevin Spacey.
Les dije, quiero que me paguen lo mismo que a Kevin. Era el perfecto paradigma. Hay muy pocas películas o series donde el hombre, el patriarca, y la matriarca son iguales. Y así es en ‘House of Cards’. Busqué estadísticas y el personaje de Claire Underwood fue más popular que el de Frank por un buen tiempo. Entonces tomé eso. Les dije ‘será mejor que me paguen igual o haré esto público. Y lo hicieron”, declaró la actriz en un evento de la Fundación Rockefeller.
En 2014 se estimó que Wright ganaba 420 mil dólares por episodio, mientras que Spacey 500 mil dólares. Ahora con el éxito de la cuarta temporada, se rumora que eso se subirá hasta 1 millón de dólares por episodio.
Robin Wright quien también se desempeña como productora y directora de la serie, se suma a la lista de mujeres que han remarcado el problema de la diferencia de sueldos, como lo hizo en su momento Jennifer Lawrence y Patricia Arquette,
fbp

Advertisements

¿Qué te parece?