Ciudad de México. Como parte de la conmemoración del Día Nacional contra la Homofobia, el presidente Enrique Peña Nieto envió una iniciativa de reformas al artículo cuarto constitucional por medio del cual se garantiza la posibilidad de que se puedan celebrar matrimonios con independencia del sexo de las personas, en consonancia con los criterios que aprobó recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En el marco de una insólita reunión efectuada en la residencia oficial de Los Pinos, entre el presidente y representantes de diversas organizaciones que enarbolan la agenda de la comunidad Lesbico, gay, transexual, bisexual e intersexual (Lgbti), Peña Nieto también anunció la revisión del Código Civil Federal mediante el cual se eliminarán todas aquellas disposiciones que aún contengan contenidos discriminatorios.

En respuesta a las diversas demandas que plantearon las organizaciones en la que reprocharon que aún prevalezcan acciones homofobicas, crímenes de odio contra la comunidad Lgbti, haya discriminación laboral, médica o en las escuelas por motivos de género, Peña Nieto asumió el compromiso de su gobierno para emprender una campaña nacional contra la homofobia, a efecto de inhibir esta prácticas que van en contra de los derechos de las personas.

Asimismo, instruyó a las Secretaria de Relaciones Exteriores a efecto de que en los trámites de pasaportes en el extranjero y a nivel nacional, se hagan válidas actas donde quede plasmada el cambio de género.

Como parte de las acciones y compromisos asumidos con las organizaciones presentes, igualmente dio a conocer que México se incorporará a la Comisión de Naciones Unidas en la que se realizan acciones en el plano internacional para combatir la homofobia. Instruyó a la canciller, Claudia Ruiz Massieu a adoptar las acciones conducentes.

Durante el evento, las organizaciones destacaron la importancia de que por primera vez en México se haya celebrado en Los Pinos un acto a favor de la lucha contra la homofobia si bien enfatizaron que México entró tarde a esta celebración pues es apenas el segundo año que se realiza. Alejandro Brito, de Letra S, lamentó que aún persistan actitudes y estigmas que impiden el avance en los derechos de la comunidad Lgbti. Asimismo, que aún sean consumado crímenes de odio por orientación de género y que incluso, en la impartición de la justicia, los jueces adopten los mismos criterios discriminatorios para marginar a las personas de sus derechos.

La presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Alejandra Haas destacó que hace 26 años la Organización Mundial de la Salud sacó del catálogo de enfermedades mentales a la homosexualidad, lo que ha permitido avanzar en la lucha contra la discriminación.

Por su parte, Ari Vera, presidente de Almas Cautivas, expresó su preocupación por los altos índices de violencia en contra de las personas de la comunidad Lgbti, subrayando que estadísticas de organizaciones europeas revelan que México ocupa el segundo lugar a nivel mundial con mayor incidencia de estos crímenes.

Para Luis Perelman, de la Asamblea Consultiva del Conapred, la homofobia no se combate con grandes presupuestos gubernamentales, sino con cambio de actitud u de políticas que erradiquen los prejuicios y los estigmas que se tienen contra las preferencias sexuales.

Advertisements

¿Qué te parece?