Distribuidores del sector farmacéutico frenaron la entrega de medicamentos a instituciones de salud del Estado de México a raíz de sus adeudos por cerca de mil 500 millones de pesos.
A partir de mayo, empresas de la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos para la Salud (ANDIS), que abastece 70 por ciento de las medicinas del sector público, decidieron no surtir fármacos al Instituto de Salud del Edomex (ISEM) y al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM).
Esta entidad ya es el deudor número uno de los agremiados de ANDIS, pues su deuda representa alrededor del 20 por ciento del total, la cual corresponde a 6 mil 650 millones de pesos al cierre de abril.
“No vemos esa sensibilidad de parte del Instituto de que el adeudo ya no permite a las empresas seguir abasteciendo, ya no se puede”, dijo Carlos Ramos, director ejecutivo de ANDIS, conformada por las compañías más grandes del sector.
“Los pagos que se han visto han sido mínimos, no llegan ni al 10 por ciento de esa cantidad o menos”, indicó Jesús Arenas Wiedfeldt, de la comisión de relaciones públicas del organismo.
La ANDIS detalló que la entrega de medicamentos que se frenó corresponde, en su mayoría, a contratos vigentes de la compra consolidada que organizó el IMSS.
Por ello, analizan solicitar al Seguro Social que el Estado de México no participe en la megacompra consolidada de 2017, como ya ocurrió en la edición 2016 con Veracruz.

Reforma.com