VERACRUZ.- Frente a la oficina del juez Tercero de Primera Instancia de esta ciudad, se manifestaron familiares, amigos y conocidos del joven Enrique Capitaine Marín, quien fue arrestado por probable delito de pederastia en agravio de una menor.

Los inconformes, con pancartas y playeras, exigieron que el juez resuelva el caso conforme a derecho y sea puesto en libertad el muchacho que fue acusado de ese delito junto con dos jóvenes más.
De manera paralela, el padre del detenido, inició en redes sociales una contra campaña mediática para demostrar la inocencia de su hijo, la cual incluye la difusión de fotografías contenidos en el expediente.
En las imágenes se aprecia presuntamente a la joven subiendo por propio pie al vehículo de sus amigos, lo cual echaría por tierra la versión que la joven, saliendo de un antro, fue obligada a entrar a una unidad y después llevada contra su voluntad a una vivienda donde presuntamente fue atacada sexualmente.
Fue en enero del 2015 cuando supuestamente una menor de edad fue atacada sexualmente en una vivienda del fraccionamiento Costa de Oro. En marzo, el padre de la supuesta víctima presentó denuncia penal y fue hasta este año cuando lo hizo público.
Las redes sociales, sin que hubiera una sentencia de por medio, bautizaron a los jóvenes señalados como “Los Porkys”, lo que generó un linchamiento social en su contra.
La Fiscalía General encontró elementos para acusarlos del delito de pederastia, pues cuando ocurrieron los hechos la agraviada era menor de edad.
La manifestación se efectuó a 24 horas de que el juez Tercero de Primera Instancia resuelva si dicta el auto de formal prisión al joven o si le concede la libertad al vencerse la ampliación del término constitucional de las 72 horas.
Felipe Capitaine Rivera criticó que el padre y la menor de edad agraviada no se hayan presentado a declarar en relación con el caso a pesar de que la defensa de su hijo solicitó su comparecencia.
Además, comentó que unos empleados de un centro de diversión fueron citados a declarar este día pero tampoco se presentaron.
Consideró que la no presentación de la parte agraviada y de algunos testigos puede ser parte de una estrategia jurídica, pero se dijo extrañado de que no acudieran a comparecer, pues recordó que el papá y la menor habían manifestado que contaban con más pruebas, por lo que era su oportunidad para hacérselas llegar al juez.
“Tenían que haberse presentado desde las nueve de la mañana, los cadeneros no sé cuántos se han presentado pero me tocó ver llegar a uno; el papá y Daphne no se han presentado a declarar, puede ser estrategia jurídica o puede ser que los estén amenazando o no entiendo por qué si ellos decían que tenían otras pruebas que podían aportar”, agregó.
Confió que el juez que tiene en sus manos el caso resuelva conforme a derecho.
Rechazó que trate de encubrir a su hijo Enrique Capitaine Marín en el caso de pederastia en el cual se le menciona dentro de la causa penal 83/2016 del Juzgado Tercero de Primera Instancia de esta ciudad de Veracruz.
“No lo encubriría, sí lo defendería, o sea si fuera culpable no lo encubriría, desde luego que no, yo desde un principio se los dije desde la primera reunión, si lo que ustedes dicen es cierto, que se le castigue”, finalizó.
Los papás de Jorge Cotaita y de Diego Cruz, implicados en el caso, también participaron en la manifestación en apoyo a Enrique Capitaine.

Advertisements