El equipo olímpico australiano recibirá una nueva forma de combatir el virus del zika: condones que supuestamente son “a prueba de zika”, aunque el fabricante subraya que no ha buscado recibir aprobación regulatoria.

Los Juegos Olímpicos se realizarán entre el 5 y el 21 de agosto en Río de Janeiro. Brasil ha sido el epicentro de la epidemia del virus del zika, que ha sido vinculada con un alarmante incremento en defectos de nacimiento y otros desordenes nerviosos y neurológicos.

La compañía farmacéutica Starpharma Holdings Ltd. y la compañía de marketing Ansell Limited anunciaron que el equipo australiano obtendrá condones Dual Protect de Ansell lubricados con el producto VivaGel de Starpharma, un agente antiviral que puede proteger contra bacterias vaginales, algunas enfermedades de transmisión sexual y, ahora, el zika.

El virus es transmitido de forma primaria por mosquitos infectados pero también se puede transmitir por la vía sexual.

En un comunicado divulgado a principios de mayo, la compañía dijo que el VivaGel ha mostrado “una potente actividad antiviral contra el zika en estudios de laboratorio”. Los estudios reportaron “protección antiviral casi completa” en concentraciones “significativamente por debajo que la usada en el condón VivaGel”.

“Debido a que la trasmisión sexual del zika es de creciente importancia”, dijo Jackie Fairley, directora general de Starpharma, la compañía “tiene el placer de jugar un rol en el apoyo a los atletas australianos mientras compiten en la escena mundial en los Juegos Olímpicos en Río”.

En el mismo comunicado, la jefa de la misión olímpica australiana, Kitty Chiller, dijo que la salud del equipo es primordial. “Nuestra asociación con Starpharma dará una protección extra para todos en el equipo y es una forma de abordar con sentido común un muy serio problema que estamos enfrentando en Río”.

En embargo, según el sitio de Starpharma, la compañía “no ha solicitado o recibido aprobación regulatoria que certifique la actividad de VivaGel con respecto al virus del zika”.

Tanto el Centro de Control de Enfermedades como la Organización Mundial de la Salud han advertido a los atletas que deben de usar condones.

Aunque la única forma de asegurarse que no se contraiga el virus del zika por medio de transmisión sexual es no tener sexo, según la CDC, las parejas deben de ponerse condón “de principio a fin” cada vez que se tenga sexo, incluyendo “sexo vaginal, anal y oral”.

El VivaGel está siendo estudiado por la FDA como un método para prevenir la transmisión sexual del VIH y del herpes. Starpharma dice que tambié es efectivo contra el virus del papiloma.

El VivaGel, creado por nanotecnología, es aplicado en la vagina o en el recto como una profilaxis pre-exposición. En el caso del VIH, trabaja previniendo que el virus se una a células sanas susceptibles.

Estudios de laboratorio mostraron una actividad viral potente contra el VIH por al menos tres horas después de ser administrada la dosis, pero dos estudios realizados en 2011 encontró que el uso dos veces al día por dos semanas causó irritación e inflamación de grado bajo, lo que según los investigadores podría no tener algunos efectivos antivirales efectivos.

En 2014, la FDA aprobó pruebas clínicas en fase tres para el tratamiento de la vaginosis bacterial, la infección vaginal más omún en mujeres de entre 15 y 44 años.