Toluca, México, 15 de mayo de 2016.- El Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal (CEAPE), llevó a cabo la presentación de la obra Planta de Ixtapantongo. Primera unidad hidroeléctrica CFE, 1944, que se instaló en el municipio mexiquense de Santo Tomás, en el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de México (CICEM).

Ismael Ordóñez Mancilla, secretario técnico del CEAPE, acompañado de Ignacio Pichardo Pagaza, ex gobernador de la entidad mexiquense; Enrique Albarrán Treviño, autor del libro y Francisco Rubén Bringas Peñaloza, presidente del CICEM, comentó que la obra es una novedad editorial y pertenece a la Colección Mayor, integrada por ejemplares de gran formato, ampliamente ilustrados, destinados a la difusión de textos artísticos y a la promoción de la imagen estatal, la cual cuenta con las series: Bellas Artes, Infraestructura y Desarrollo, así como Patrimonio Natural y Cultural.

En su intervención, Ignacio Pichardo Pagaza detalló que obras similares a la Planta Hidroeléctrica de Ixtapantongo, aunque de menores dimensiones, ya existían en otras partes del país y en el propio Estado de México, en donde se encuentra la planta de Temascaltepec y la denominada Alameda en Malinalco.

Las fotografías, incluidas en el libro, muestran el orgullo y el coraje de aquellos primeros trabajadores de la CFE que soportaban altas temperaturas de una tierra abrasada por el sol, y que dormían en tiendas de campaña convertidas, más tarde, en sencillos galerones.

Por su parte, Francisco Rubén Bringas Peñaloza, señaló que los ingenieros que forman parte del CICEM, trabajan día a día mostrando que existe ingeniería mexicana moderna, de alta calidad, respetando el medio ambiente, para lograr un desarrollo sano de todas las regiones del Estado de México.

“Nuestra profesión contribuye e influye de manera directa, a lograr mejores estándares de vida y a reducir las brechas sociales, con seriedad y eficiencia, en la atención de las necesidades de infraestructura de las diferentes poblaciones de la entidad y como muestra, la construcción de la Presa de Ixtapantongo, utilizando energía renovable, empleando para ello el mayor número de trabajadores”, concluyó.

Finalmente, el autor Enrique Albarrán Treviño dijo que Ixtapantongo es un modelo testimonial del compromiso fiel de grandes constructores, ya que es un monumento histórico que actualmente no genera energía; sin embargo, siguen sus instalaciones en pie, convirtiéndose en el mausoleo  que resguarda el recuerdo de una generación de hombres comprometidos que demostraron que en México se puede hacer trabajos de calidad.

Advertisements

¿Qué te parece?