Bagdad, Irak (11 mayo 2016).- Al menos 64 personas murieron y 87 resultaron heridas este miércoles por la explosión de un coche bomba cerca de un mercado situado en el barrio de mayoría chii de ciudad Sadr, en el este de Bagdad.

El grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (EI) asumió la autoría del atentado.

La agencia de noticias Amaq, vinculada al EI, informó que el grupo perpetró una operación de martirio, como definen a los ataques suicidas, en ciudad Sadr.

La fuente, que precisó que los datos correspondían al balance final de víctimas, agregó que el ataque causó también grandes daños materiales en la zona, donde numerosos vehículos quedaron calcinados.

Las fuerzas de seguridad cercaron el lugar de la explosión para facilitar el traslado de los heridos a los hospitales, donde algunos de ellos fallecieron, aumentando considerablemente la cifra inicial de víctimas mortales.

Ciudad Sadr, donde viven muchos seguidores del destacado clérigo chii Muqtada al Sadr, que en la actualidad mantiene un pulso con las autoridades, es con frecuencia blanco de atentados de los extremistas suníes.

Reforma/ EFE