Lo sé, no hace falta repetirlo mil veces en mi cabeza para entenderlo porque ya lo sé, aunque no me guste decirlo en voz alta: que tú me haces daño, que esto ya no tiene remedio ni sentido y que soy una completa estúpida por seguir aquí. Ya lo sé. Pero he elegido no alejarme y lo he elegido porque así lo quiero, porque a pesar de saberlo eres esa parte que necesito, porque si no sé de ti no me siento completa, y es que me aferraste tanto a tus labios que no me veo besando ningunos otros, o tocando otra piel, otro pelo, mirando otros ojos o escuchando otra voz, lo sé y no me importa porque prefiero esto a no tener nada en absoluto, nada de ti.

sad woman sitting alone in a empty room

Y no me interesa, lo que piensen o lo que digan, de cualquier forma no existe otro sermón que me pueda destrozar más que el que me doy a mí misma todas las noches antes de dormir, por seguir aquí, por soportar tanto, por aceptarlo como mío y por no quejarme ni un poco, no ponerle un alto.

Que esto no va a cambiar, que con el transcurso del tiempo sólo va a empeorar y me voy a acostumbrar a esta otra parte de ti, eso ya lo sé, ya está pasando, desde ahora sé que verte significa pelear, que las mariposas se han convertido en polillas y los corazones en cañones, ya lo sé, lo detesto, pero aún así me quedo; por el sonido de tu voz, por las promesas de meses atrás, por el contacto con tus manos, por nada y por tu olor que prefiero no olvidar.

Ya lo sé, te has vuelto alguien tóxico y me he convertido en una mártir, a pesar de nunca haber sido así, en esto nos hemos convertido, a esto nos hemos orillado por el capricho de no soltarnos y lo peor es que nos estamos aceptando de este modo, no nos enamoramos, sólo nos aferramos y tanto tú como yo conocemos el final y conocemos la salida; aunque siempre sea mucho más fácil verla que atravesarla.

tumblr_l7peusdk101qab011o1_500_large

Necesito alejarme de ti, sin embargo por más alto que lo diga, sigue sonando como una mala decisión, porque te amo, porque ni por un momento lo he dejado de hacer y porque necesito decirte que regreses, que no me sueltes, que por favor aún no lo hagas, por eso las peleas por eso los gritos, porque ya no se como pedírtelo; porque necesito verte y ver en ti la misma desesperación que en mí, las ansias, la locura…

Por lo nuestro, por el tiempo, por ti y por mí, siempre, como antes.

Advertisements