El Gobierno de México anunció hoy que emitirá una norma para fortalecer el control de vehículos en la capital, tras calcular que 1,7 millones de autos obtuvieron de modo irregular un permiso que determina que emiten pocos contaminantes.
Este 1 de julio entrará en vigor una norma que pretende evitar que circulen diariamente los 1,7 millones de autos que entre julio y diciembre de 2015 lograron el holograma 0 y 00 -los menos contaminantes- de forma “indebida” y mediante “corrupción”, dijo el secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano.
“Esta nueva norma garantizará que solamente circulen los autos que contaminan poco”, aseguró Pacchiano en una rueda de prensa junto al secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González.
Como medida para controlar una de las peores etapas de contaminación en la historia reciente de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), esta norma buscará “redefinir las reglas” con que los centros de verificación de los vehículos controlan las emisiones, aseguró.
Ello, dijo, mediante tecnología de punta que se utiliza ya en otros países para “evitar la corrupción” y “garantizar que solo los autos que contaminen poco puedan pasar el proceso de verificación”.
Esta nueva tecnología incluirá un análisis del diagnóstico de bordo de los vehículos, que es “prácticamente imposible” de modificar, aseveró Pacchiano.
También se incorporará al proceso de control tecnología remota que pueda comprobar que los vehículos que salen de los llamados ‘verificentros’ contaminen lo mismo que establecieron esos centros.
Asimismo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) tendrá facultades para visitar dichos centros de verificación, gestionado por el Gobierno capitalino, y controlar los procesos, aseveró.
El secretario de Medio Ambiente anunció esta norma en el marco de un conjunto de medidas a mediano y largo plazo todavía no concretadas al 100 %, que pretenden frenar los altos índices de contaminación del aire que padece la zona centro de México.

En los últimos meses, el Valle de México -que incluye la capital y su zona metropolitana y congrega unas 20 millones de personas- ha vivido varias contingencias ambientales, que obligan a reducir las emisiones industriales y a restringir el número de autos en movimiento.

El programa Hoy no circula establece que los ciudadanos deben dejar su auto en casa al menos un día de la semana y un sábado del mes.

Esta restricción, que se aplicará hasta el 30 de junio en las 16 delegaciones de la Ciudad de México y 18 municipios del Estado de México, supone la salida de circulación de un millón de vehículos de un parque de 5,4 millones.