El número de desaparecidos a causa de un alud de lodo y rocas ocurrido hoy en la provincia de Fujian, sudeste de China, creció a 41, se informó en una conferencia de prensa ofrecida esta noche.

El alud tuvo lugar a las 5:00 horas en el distrito de Taining, donde cerca de 100 mil metros cúbicos de lodo y rocas descendieron de la montaña y sepultaron una caseta temporal en un sitio de construcción de una estación hidroeléctrica que quedó destruida.

Este corrimiento de tierra fue probablemente provocado por las abundantes precipitaciones que cayeron desde el día anterior en las colinas vecinas.

La agencia Xinhua, citando a las autoridades locales, daba a las 08H00 GMT un balance de 34 personas desaparecidas y siete heridas. Antes, la televisión central CCTV había dado un balance de 33 desparecidos y ocho obreros hospitalizados.

Más de 400 rescatistas fueron desplegados para intentar encontrar a superviventes, agregó la agencia.

Las imágenes difundidas por varios medios mostraban una masa de tierra oscura de donde sobresalían techos de metal azul y restos de paredes, a orillas de un río, con miembros de los servicios de urgencia y tractores rastreando los escombros.