“La comunidad de esta casa verde y oro no concuerda con los planteamientos ideológicos que propone; sobre todo porque el fenómeno migratorio es uno de los desafíos más importantes que encara el mundo”, afirmó el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Donald Trump se ha constituido en una especie de emisario de un mensaje de xenofobia e intolerancia hacia los pueblos latinoamericanos, principalmente hacia México, aseveró el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Jorge Olvera García, quien consideró que hoy, el fenómeno migratorio es uno de los más grandes desafíos en todo el mundo y para la humanidad.

El académico hizo un llamado a la tolerancia, al fomento del respeto a la dignidad humana y a la concordia entre los pueblos, “valores propios de la democracia liberal y que constituyen las raíces de la convivencia pacífica dentro y fuera de nuestras fronteras, ejemplo para todos los pueblos del continente americano y el mundo”.

Afirmó que la posición del virtual candidato a la presidencia de los Estados Unidos le ha granjeado descrédito y desaprobación por parte de la comunidad internacional, tanto de los círculos políticos como de los académicos y la sociedad civil, quienes ven en él un potencial peligro para las relaciones diplomáticas, económicas y de intercambio cultural entre naciones que han consolidado a lo largo de los años vínculos de amistad y cooperación.

“La comunidad de esta casa verde y oro no concuerda con los planteamientos ideológicos que propone; sobre todo porque el fenómeno migratorio es uno de los desafíos más importantes que encara el mundo”.

Jorge Olvera sostuvo que los universitarios son respetuosos de las opiniones expresadas por toda persona, siempre y cuando no laceren o vulneren la dignidad y derechos de los individuos, pueblos y naciones; expresó que un reto como el de la migración “no se verá resuelto con la construcción de un muro fronterizo más alto y plagado de armas apuntadas hacia los migrantes”.

La migración, detalló, debe ser resuelta por medio de acciones encaminadas a solucionar los problemas estructurales que la ocasionan, como la carencia de espacios de trabajo y las presiones financieras que asfixian a las naciones iberoamericanas, es decir, mediante el establecimiento de proyectos y acciones conjuntas que posibiliten el desarrollo de una actividad económica productiva en las naciones que más migrantes generan.

En este sentido, el universitario recordó las palabras del secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría: “Los países se beneficiarían más de la inmigración si consideraran a los migrantes como un recurso en vez de un problema, y a las políticas para integrarlos como una inversión”.

Finalmente, resaltó que la Universidad Autónoma del Estado de México es una institución que desde su fundación se caracteriza por su filosofía plural y humanista, misma que es respetuosa de la dignidad de todos los individuos, sin hacer distinciones de su origen étnico, nacionalidad, creencia, género, ideología política u orientación sexual.

Esta filosofía, puntualizó, es compartida por todos los miembros de nuestra institución y hacemos una labor de promoción hacia toda la sociedad mexiquense, ya que en la tolerancia y el respeto se encuentran los fundamentos sobre los que se erigió la nación mexicana.

“En la UAEM se genera diálogo, tolerancia y respeto, por lo que no podemos admitir declaraciones de odio y menosprecio, de prejuicio y concepciones erróneas respecto a los pueblos latinoamericanos, el mexicano entre ellos”, concluyó Jorge Olvera García.