Las autoridades canadienses esperan completar este sábado la evacuación masiva de los campos de trabajo al norte de Fort McMurray, la principal ciudad en la región petrolera de Alberta, provincia de Canadá, ante los temores de que un incendio forestal duplique su tamaño y llegue hasta una importante mina de arenas bituminosas, incluso hasta la provincia vecina de Saskatchewan.

Chad Morrison, de la Unidad de Incendios Forestales de Alberta, dijo que el enorme fuego en la provincia ha abarcado más de 156 mil hectáreas y podría alcanzar entre 200 mil y 300 mil hectáreas en los primeros minutos del domingo debido a las altas temperaturas, condiciones de sequía y fuertes vientos.

La dimensión del incendio incluye zonas quemadas y aquellas que continúan en llamas.

“El incendio podría duplicar hoy (sábado) su tamaño en las zonas boscosas. También podría llegar hasta la frontera con Saskatchewan. Por ninguna manera puede decirse que el fuego está bajo control”, declaró la primer ministra de la provincia de Alberta, Rachel Notley.

Miles de habitantes desalojaban la ciudad en interminables caravanas de vehículos desde los que observaron un panorama sombrío de vecindarios incendiados.

Las escenas eran principalmente de devastación -camionetas incendiadas, casas destruidas por el fuego y postes telefónicos quemados; algunos cables colgantes parecían formar pequeñas cruces. No se ha informado de muertes ni heridos.

Notley señaló que en los últimos dos días unas 12 mil personas fueron transportadas por aire desde los aeródromos de la mina de arenas bituminosas mientras que otras siete mil fueron desalojadas en caravanas de vehículos escoltados por la policía.

La funcionaria dijo que el objetivo era completar para el sábado en la noche la evacuación de personas de los campamentos de trabajo en la zona norte.

Notley emitió sus declaraciones en momentos en que funcionarios dijeron que el incendio podría alcanzar el perímetro de la instalación de las arenas bituminosas de Suncor, a unos 25 kilómetros al norte de Fort McMurray. El personal no esencial está siendo desalojado y se encuentran en marcha acciones para proteger la instalación.

“Hay que destacar que la instalación tiene gran fortaleza frente a incendios forestales como ya vimos antes cuando estuvo en peligro ante fuegos de gran tamaño”, declaró Notley.

(Información de Associted Press) 

Advertisements