Luego de que Felipe Capitaine dijera que Javier Fernández le pidió un millón de pesos en teoría para una fundación, la joven aseguró que su integridad, su paz, su privacidad y su dignidad no tienen precio.

<

p class=”uvn-image-with-extras” style=”text-align: justify;”>

Daphne Fernández, la chica que asegura haber sido víctima de abuso sexual por parte de un grupo de jóvenes a los que se les ha llamado “Los Porkys”, usó nuevamente su cuenta de Facebook para pronunciarse sobre la denuncia de extorsión en contra de su padre, y asegura que piensa que su caso ya se ha convertido en una “novela”.

Esta semana, tres de los cuatro jóvenes presuntamente involucrados en la violación denunciaron a Javier Fernández, padre de la joven, por delitos de privación ilegal de libertad y amenazas, entre otros.

“Ya estoy más que cansada de gente hipócrita, les pido por favor si van a compartir cosas en contra mía o de mi papá, elimínenme. Yo ya borré a muchas personas que conozco por compartir cosas que no son ciertas”, comienza la comunicación de la joven, dirigida a todos sus contactos de Facebook.Fernández continúa hablando sobre la denuncia de extorsión en contra de su padre. “Sé que no les debo de dar ninguna explicación pero por favor piensen, reflexionen: ¿Qué precio tiene tu vida? Sí, vida.

Sé que no estoy muerta pero muchas veces siento que qué más da si mi vida está totalmente arruinada”.Luego de que Felipe Capitaine –el padre de Jorge Capitaine, uno de los señalados por la joven—dijera que Javier Fernández, el padre de Daphne, le pidió un millón de pesos (unos 56,000 dólares) en teoría para una fundación y que eso lo tomó como un intento de extorsión, la joven aseguró que su integridad, su paz, su privacidad y su dignidad no tienen precio.

Del señor Capitaine, Daphne asegura que le sorprende que dé la cara “por la bestia que tiene como hijo”.“Aún no sé cómo se atrevió –agrega—cuando muchos tienen conocimiento de su egocentrismo, su pasado de agresividad con mujeres, su machismo, etc”.Jorge Winckler, abogado de la familia de Daphne, asegura que “hay un poquito de desesperación y ánimo de venganza en relación a lo que sucedió y se consignó por un tema de presunto abuso sexual”.

Daphne fue supuestamente atacada sexualmente por cuatro jóvenes de familias acomodadas y conocidos como “Los Porkys de Costa de Oro” en la zona costera de Veracruz, pero no se presentó denuncia hasta mayo 2015.

Univisión