Creatividad y talento que dan vida a paisajes, figuras y esculturas a escala en miniatura, es resultado de la magia que distingue a Luis Alberto Sánchez López, vecino de Metepec de 16 años de edad.

            Con síndrome de Asperger -trastorno neurobiológico-, Luis ha encontrado en la elaboración de figuras con plastilina, una forma de inspiración y motivación que recrea tan sólo con leer historias o ver películas.Luis CAM 8 (4)

            A pesar de su dificultad para interactuar, Luis es un destacado alumno que transmite un especial afecto por su entereza e inteligencia. Todo empezó, cuenta desde una aula aledaña a la dirección de su escuela ubicada en San Miguel Totocuitlapilco, cuando creaba figuras geométricas con los vegetales que alistaba su mamá para preparar la comida.

            El interés con que manipulaba los alimentos, hizo que su madre, María del Rosario López García, le facilitara plastilina, material que le  agradó desde el primer contacto por su textura, manejo y sobre todo, por los colores como el azul, naranja y morado, sus preferidos.

            A partir de allí, desarrolló un talento sui géneris, creando figuras de personajes animados infantiles de la televisión, inclusive animales y componentes de la naturaleza.

            “Me gustan los animales, especialmente los dinosaurios”, dice Luis, al tiempo de dar forma a un dragón, que complementará las otras piezas que ha realizado en pocos minutos –un tiburón y un tigre-.

            Luis Alberto Sánchez cursa el primer año de secundaria en el Centro de Atención Múltiple (CAM) número 8 “Laura Méndez de Cuenca”, donde otros compañeritos como él,  han desarrollado sus habilidades.

            Luis CAM 8 (1) (1) Hace uso de la tecnología para buscar en internet piezas que le inspiren, para después plasmarlas en plastilina o barro y finalmente, vender sus obras que le permiten ir al cine y a restaurantes, donde tiene acercamiento con elementos que llaman poderosamente su atención.

            Pasajes de películas como Buscando a Nemo, Star Wars o Jurassic Park, son fiel reflejo de su motivación, que plasma en obras de hasta 5 centímetros de dimensión, respetando siempre los colores y gestos, las risas o el asombro de los personajes.

            Tras dar cuenta de su talento, el gobierno de Metepec a través de la dirección de Educación, buscó que sus expresiones también fueran elaboradas en barro, como parte de un programa especial que busca preservar el diseño y trabajo en dicho material, característico para la elaboración de obras de arte en el municipio como el tradicional Árbol de la Vida, mundialmente conocido.

            La directora de Educación, Lilia Patricia Fierro Jaramillo, destacó que el programa “Metepec Decide Modelar tus Ideas a través del Barro”, tiene el objetivo de estimular el desarrollo de capacidades sensitivas, cognitivas, expresivas, así como prácticas, en alumnos de educación preescolar y de Centros de Atención Múltiple. Ha contribuido, afirmó, a explotar el talento de Luis, al igual que de seis mil 245  estudiantes de 36 instituciones educativas participantes.

            “Luis siempre ha trabajado con plastilina, no iba a ser fácil que le gustara el barro, porque él es muy selectivo en las texturas, por lo que dispusimos de material especial, suave, para que se familiarizara con éste”, refiere su maestro Juan Manuel Vázquez Sánchez, destacado artesano de Metepec y ganador de varios premios nacionales, quien trabaja con el muchacho para incentivar el gusto por el barro.

            La directora del CAM, Claudia Hernández Macedo, quien lo conoce desde hace casi una década, reconoce que el alumno es autodidacta con mucho talento y que únicamente los maestros, le ayudan a perfeccionar sus creaciones.

            “Nuestro CAM es una de las escuelas beneficiadas con el programa municipal que permite potenciar las habilidades de los alumnos, mediante conocimientos de alfarería. Su primera figura en barro fue un unicornio que se horneará en próximas fechas y continuará con un arca de Noé“, destacó. Luis CAM 8 (3)-2

            Luis Alberto Sánchez López, es un artista que gusta de la música, de jugar como cualquier otro niño, que ama a sus maestros y escuela, y que tendrá, con el apoyo de las autoridades, un seguimiento en su educación y desarrollo.

            Para el gobierno de Metepec es imprescindible ser incluyente, abrir las puertas a la participación de todos los sectores de la población y trabajar para eliminar las barreras que alienten el desarrollo de las personas.