Alumnos participaron con la innovación de productos de la región como materia prima, desarrollando nuevas formas de aplicación y de producir alimentos distintos. 

Mermelada de chile manzano, sazonadores orgánicos a partir del jumil (insecto), salsas elaboradas con frutas, licor de maracuyá y cobertura tipo fondant de cacao endulzado con miel de agave, fueron algunos de los productos que alumnos de la Licenciatura en Gastronomía del Centro Universitario Tenancingo de la Universidad Autónoma del Estado de México expusieron en el marco de la Primera Feria de Gastrotecnología realizada en el Auditorio “Petronilo Monroy” de este municipio.

La docente universitaria Yelithza Chavelas Domínguez señaló que este ejercicio, que se llevó a cabo por primera vez, es un claro ejemplo del resultado de reinventar la comida; en esta ocasión, dijo, los alumnos participaron con la innovación de productos de la región como materia prima, desarrollando nuevas formas de aplicación y de producir alimentos distintos.

La Academia de Gastrotecnología de la Licenciatura, indicó, determinó los 35 productos que fueron exhibidos, es decir, lo mejor en cuanto a innovación tecnológica y los asistentes pudieron constatar el trabajo formativo de los futuros licenciados en Gastronomía, a quienes se evalúo la producción de materias que fueron creadas o innovadas para distintas formas de poder degustar.

Los asistentes a la Primera Feria de Gastrotecnología también pudieron degustar chiles en escabeche (conservas), camarones, filete de pescado, albóndigas de soya y de res en escabeche y mermeladas de salsas picantes con guayaba, durazno o fresa.