El arte y la belleza de las obras de arte en barro que realizan artesanos de  Metepec, en el Estado de México, son reconocidas internacionalmente; prueba de ello, es la adquisición por empresarios japoneses de dos majestuosos Árboles de la Vida de 5 metros de altura que estarán exhibiéndose en galerías de arte de distintas ciudades del país nipón.

            Los árboles con temática marina, elaborados por el maestro Juan Carlos Nonato, tienen una dimensión de 5 metros de altura por 2.5 metros de ancho y un peso de 2,500 kilos cada uno. Contemplan figuras de fauna marina, como tiburones, peces espada, erizos, pulpos, entre otros que van coronados con la mítica figura de la Tlanchana.

            En el domicilio de la calle Mariano Abasolo en el pueblo de San Miguel Totocuitlapilco, donde también tiene su taller, Juan Carlos y su familia afinan los últimos detalles del embalaje de la obra que partirá el próximo 25 de mayo para una travesía aproximada de 30 días por barco, hasta llegar a Yokohama, donde     arribará el maestro artesano para ensamblar las piezas en los sitios dispuestos para su exhibición.

            Allí, con el saludo del alcalde David López Cárdenas, estuvieron presentes los titulares de las direcciones de Desarrollo Económico, Turístico y Artesanal, así como de Cultura de la municipalidad, María Magdalena Gutiérrez Cortés y Rodrigo Benjamín Flores Santín, respectivamente, quienes felicitaron al embajador de la demarcación en la ocasión y refrendaron el compromiso del gobierno de Metepec por seguir impulsando la actividad artesanal y a todos los creadores de las obras de arte.

            Cabe señalar que el Ayuntamiento dispuso del material para la protección de las piezas durante el viaje, conforme lo dispuesto técnicamente para cubrir el traslado.IMG_9908

            La directora Magdalena Gutiérrez, destacó que la distinción que tienen los artesanos de Metepec, fortalecen e incentivan  la tradición y la cultura del municipio y potencian implícitamente el desarrollo económico de la región, con los beneficios que conllevan  para los propios artesanos.

            Juan Carlos Nonato, precisó que en marzo del 2015 se envió el primer árbol monumental a Japón; posteriormente, en enero del presente año, se realizó el segundo que ya fue adquirido y tiene listo su lugar en la ciudad Karisawa, sin embargo por cuestiones de logística, en su oportunidad no pudo ser enviado, por lo que ahora, serán las tres piezas que viajarán a Japón, para un total de cuatro obras de Metepec con presencia en el país oriental.