Luego del proceso de licitación pública se asignó el proyecto a la empresa Axtel en participación conjunta con Ultrasist.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), informa que luego del proceso de licitación pública internacional para los servicios de la Ventanilla Única de Comercio Exterior Mexicana 2 se asignó el proyecto a la empresa Axtel en participación conjunta con Ultrasist, ambas sociedades anónimas de capital variable, con una oferta por un monto de 922, 187,192.89 pesos.

El presupuesto autorizado para este proyecto se estimó en 1,990,391,156.47 pesos, por lo que se obtiene una optimización de recursos por 1,068,203,963.58 pesos, es decir, se adjudicó en un costo 53% menor al autorizado  y por debajo del costo de VUCEM 1.

Durante el proceso de licitación, 51 empresas contaban con título de autorización, que comenzó el 5 de febrero del presente año con la publicación de la convocatoria, y el 31 de marzo se realizó el acto de recepción y apertura de proposiciones. Se recibieron ocho propuestas, dos de las cuales fueron individuales y seis en participación conjunta.

En cuanto a las propuestas recibidas, participaron 20 empresas en ocho proposiciones, dos de ellas fueron desechadas por no cumplir algún requisito legal de participación; seis, fueron evaluadas, y una, al no alcanzar el puntaje técnico mínimo requerido, no se evaluó económicamente.

Cabe destacar que la Ventanilla Única de Comercio Exterior Mexicana 2 está alineada a la Estrategia Digital Nacional del Gobierno de la República y mejores prácticas internacionales, por lo que entre sus componentes considera:

  • Cómputo en la nube para un mejor desempeño y capacidad de reacción.
  • Procesos autónomos y modulares para su sencilla adecuación en la gestión de procesos de negocio (BPM).
  • Modelo de datos de la Organización Mundial de Aduanas y estándares internacionales de intercambio de información.
  • Interoperabilidad con otros sistemas o ventanillas de comercio exterior.
  • Interconexión con procesos externos, gobiernos y operadores.
  • Servicios seguros y de alta disponibilidad.
  • Cubos de información con reportes a la medida para cada tipo de usuario.
  • Inteligencia de negocio y análisis de riesgo.

En este sentido, detalla que el servicio de Ventanilla Única permite el envío de la información electrónica una sola vez y en un solo sitio, para cumplir con requerimientos del comercio exterior; por lo que debe ser concebido como un sistema integral, enfocado en la mejora de los procesos, la interoperabilidad con otras ventanillas, la simplificación de trámites que facilitan y potencian la capacidad de comercio, reducen la discrecionalidad y hacen más transparente el flujo de mercancías.

Por ello, el objetivo del SAT y dependencias involucradas es convertir a la Ventanilla Única de Comercio Exterior Mexicana en un referente mundial, que cuenta con tecnología de última generación y tiene una visión de largo plazo.