Apartir de hoy se deberán cumplir los cambios a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, que obliga por primera vez a los sindicatos que reciben recursos públicos para capacitación o programas de desarrollo de sus integrantes, a rendir cuentas sobre el destino de cada peso que reciben de los impuestos de los mexicanos.
“Los sindicatos tienen la obligación de declarar, de ser transparentes, de rendir cuentas en todos aquellos gastos que tengan de los recursos públicos que puedan recibir por cualquier razón, de ninguna manera estamos hablando de las cuotas de los trabajadores, eso es patrimonio del sindicato y sobre eso nada tenemos que hacer”, dijo en entrevista con El Sol de México, la comisionada del Instituto Nacional de Transparencia Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), María Patricia Kurczyn Villalobos.
De esta manera organizaciones como el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), por mencionar algunos, deben contar con una plataforma electrónica en donde reporten los gastos ejercidos a partir de la recepción de recursos públicos.
La comisionada del INAI explicó que muchas veces la sociedad quiere saber bien qué es lo que pasa con sus impuestos, pero sin que se atrofie la libertad sindical ni la autonomía sindical de las organizaciones.
“No es la regla general pero sí sabemos que muchos de los sindicatos que trabajan con instituciones públicas como podría ser el SUTERM, el de Pemex y otros tantos, evidentemente trabajan con instituciones que son sujetas de derecho público, que son sujetos obligados y que los dineros con los que se paga a los sindicatos o se les apoya con determinados programas y obras que realizan, es con recursos públicos”, abundó.
La también académica de la UNAM dijo que a partir de la reforma constitucional de 2014, los sindicatos son nuevos sujetos obligados, “pero esta ley que ya entró en vigor, esta ley tiene algo que llamamos vacatio legis en la que decimos, entre que la ley se expide y efectivamente empieza a cumplirse, en el que da tiempo para realizar reglamentos y cuestiones que se tienen que legislar, en ese sentido la vacatio legis termina el cinco de mayo”.
Kurckzyn Villalobos aclaró que cualquier ciudadano o trabajador puede presentar una solicitud de información a los sindicatos que reciben recursos del erario, las cuales se deberán hacer directamente a las organizaciones y solo en aquellos casos en los que el sindicato no rinda la información que la persona le está solicitando, o que la persona no se sienta satisfecha con la información que se le ofrece, el solicitante podrá recurrir al INAI presentando una queja.
“Recurre con nosotros en una especie de queja para decir… no me dio la información que le pedí o me la dio de manera equivocada, o me dio incompleto o hay alguna situación que estuvo faltando; entramos a conocer el asunto, conocemos la queja del recurrente, le preguntamos en este caso al sindicato qué pasa con esa información que se dio o por qué está incompleta, nos tiene que explicar y de esa manera nosotros resolvemos para darle al recurrente la satisfacción de que le cumplan con la información, o en su caso poder decirle no tienes razón y el sujeto obligado no te va a dar la información”, señaló la comisionada.

El sol de México 

Advertisements