“La combinación de parar del 30 al 40 % algunos procesos con el No Circula y la prohibición de entrar a la Ciudad de 6 a 10 horas, sí se trata de una combinación que puede poner en riesgo la viabilidad de más de mil 200 industrias, que en conjunto generan más de 60 mil empleos de los sectores farmacéutico, energía, cemento y químico, autopartes, alimentos y del transporte”, comentó  Francisco Cuevas.

Respecto al anuncio del gobierno mexiquense sobre la operación de 300 inspectores sanitarios encargados de supervisar y vigilar que las empresas reduzcan sus emisiones, la Unidem opinó que es una medida acertada, pues es desleal que algunas empresas sí cumplan con las disposiciones ambientales y otras no.

En esta semana de contingencia ambiental, al menos unas 26 grandes empresas agremiadas a Unidem han acatado la disposición de reducir entre un 30 y 40 % sus procesos productivos, en los sectores químico, farmacéutico y de autopartes en los municipios de Tultitlán, Tlalnepantla, Izcalli y Ecatepec.

El dirigente empresarial reiteró que el principal problema de contaminación no viene de las industrias, ni de autos y camiones, porque con las medidas que se han aplicado, como sacar de circulación a casi el 40 %  de automotores, se han mantenido los altos niveles de ozono.

“La solución al problema de contaminación debería ser orientada a mejorar la calidad de las gasolinas y las condiciones de circulación de los autos al regresar las restricciones de velocidad anteriores, quitar topes y sobre todo iniciar un programa masivo y muy bien pensado, para que la Megalópolis se parta en al menos seis ciudades y se incentive fiscalmente, con obras de infraestructura y con fomento a la inversión, para que las personas vivan en casas de cada una de estas seis ciudades, trabajen, estudien, compren y se diviertan en su misma zona”, expresó Francisco Cuevas.

cg

Fuente: El Universal