Toluca, Méx. Dos ballenas que forman parte del Viaducto elevado, por donde correrá el tren Interurbano México –Toluca, cayeron esta mañana luego de que hace unos días fueron colocadas en el proceso de construcción de este sistema de transporte que conectará el poniente de la ciudad de México con el valle de Toluca.

Las trabes -cuyo peso oscila en las 111 toneladas- se vencieron metros antes del cruce de Avenida Las Torres, por donde correrá el tren en su primera etapa, con Paseo Colón. Por fortuna, no hubo lesionados.

Los hechos ocurrieron pasadas las 9:00 de la mañana y causaron sorpresa a personas que caminaban por la acera de enfrente y a los propios obreros que trabajan en las obras.

Los trabajos de construcción están a cargo de un consorcio conformado por La Peninsular, de Carlos Hank Rhon y OHL México, quienes ganaron la licitación para realizar la obra civil del primer tramo del Tren México-Toluca.

De forma extraoficial algunos trabajadores han señalado que las trabes no fueron bien ensambladas y por ello se vinieron abajo.

Por su parte, la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que se presentó una falla durante el proceso de instalación de trabes, la cual se originó por el vencimiento de uno de los soportes provisionales que se utilizan durante su colocación, lo que provocó la caída de tres de ellas.

No hubo personas afectadas ni daños mayores en la maquinaria o en las instalaciones de la obra. Las trabes involucradas en el incidente serán sometidas a una minuciosa revisión técnica, señaló la SCT.

Los soportes provisionales, que actúan a manera de cimbras, se utilizan para permitir la colocación de las uniones definitivas de las trabes y así dotar a la estructura de la fortaleza necesaria para resistir con eficiencia el uso y el tiempo, explicó la dependencia.