Las cruces rosas colocadas cerca del Canal de la Compañía y del Bordo de Xochiaca, en el Estado de México, en memoria de las víctimas de feminicidio fueron retiradas el pasado fin de semana por desconocidos, deploraron organizaciones en defensa de las mujeres.

En lo que va del año el Observatorio Ciudadano en contra de la Violencia, la Desaparición y el Feminicidio del Estado de México (Ocmexfem) ha registrado 83 asesinatos de mujeres en la entidad.

Así que esas cruces simbolizan el drama por el que han pasado tantas familias y recuerdan a las mujeres que han sido ultimadas, señaló en entrevista Yuritzi Herrera de la Rosa, coordinadora del Ocmexfem.

Señaló que desconocen quién lo realizó, pero responsabilizan a la alcaldesa de Chimalhuacán, Rosalba Pineda Ramírez. Los maderos estaban incrustados en bases de cemento sobre el piso, así que tuvieron que romper el concreto para quitarlas.

Irinea Buendía, una mujer de la tercera edad y madre de Marina Lima, víctima de feminicidio, se trasladó hasta donde estaban las cruces y con pico en mano se dispuso a retirar los restos de cemento para volver a situarlas. En los próximos días, informó Herrera de la Rosa, convocaran a un acto público para instalarlas de nuevo.

Esta acción “nos habla de que no se quiere saber de la violencia contra las mujeres y que minimizan este grave problema”, aseveró la activista. Los presidentes municipales no han comprendido que este tema “no le compete sólo a las procuradurías, sino a también a sus administraciones en la parte de prevención”, agregó.

Fuente: La Jornada

Advertisements

¿Qué te parece?