La señora A. de la Maza, madre del niño Axan, informó a través de la plataforma change.org parte del resolutivo del Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Conapred) que obliga a la empresa educativa IMARC a resarcir daños al menor de 4 años.
De acuerdo con información proporcionada por personas cercanas a la madre del infante, la restitución monetaria por daños es de 96 mil pesos.
En septiembre del 2015, la dependencia atendió la petición presentada por la madre del menor sobre el acto de discriminación en contra del niño de Axan a quien presuntamente se le negó el acceso a un plantel educativo en el estado de Sonora por tener el cabello largo, por lo cual se radicó una queja.
Hoy la señora De la Maza publicó su sentir sobre el resolutivo: “Con gran satisfacción les comunico que el 02 de mayo de 2016, finalmente recibimos la resolución del Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación (CONAPRED).
“Han pasado 8 meses desde que inicié un proceso legal contra la escuela IMARC AC por la discriminación a la que sometió a mi hijo Axan y mucho ha ocurrido para que hoy pueda escribir estas líneas; si bien recibimos apoyo de muchas personas, también amenazas de violación, tortura y muerte, hostigamiento, acoso, burlas y demás expresiones de odio que provocaron que, velando por la seguridad de mi hijo y mía, nos fuéramos del estado de Sonora.”
Continúa: Esta resolución nos hace dar un paso adelante, pues definitivamente confirmó lo que era evidente; la responsabilidad de la escuela por las múltiples violaciones a derechos humanos cometidos en contra de mi hijo, y con ello no solo mi postura, sino también la de los más de 30,000 co-peticionarias/os que se han manifestado en respaldo desde la plataforma Change.org.
“Aunque es mucho más extensa de lo que puedo detallar aquí, la resolución emitida por Conapred ratifica la protección de lo que la politóloga Hannah Arendt en algún momento llamó el derecho a tener derechos. Dicho de otro modo, la resolución afirma que todas/os contamos con derechos básicos inalienables por el sólo hecho de ser humanas/os, independientemente de que nuestras condiciones de vida se acerquen o no a expectativas heteronormativas, adultocéntricas, y/o por lo demás hegemónicas.”
Desata que la resolución muestra el compromiso de las instituciones que imparten justicia con la distribución de derechos positivos, sin embargo,no reconoce la responsabilidad de IMARC AC por el daño moral y material ocasionado durante el caso a partir de la investigación de Conapred en los últimos ocho meses.
Detalla que se trata del desplazamiento forzado, el descrédito público, humillación, amenazas y “la violencia irracional de la que mi hijo y yo fuimos sujetos”.
Axan discriminado por su cabello largo
Con el título #AxanDecide: ¡No a los estereotipos de género en las escuelas!, el niño de apenas cuatro años acumuló más de 30 mil simpatizantes ciudadanos que firmaron su apoyo en la plataforma change.org, donde la madre denunció que el menor fue expulsado de una escuela privada de Hermosillo por llevar el cabello largo.
Hace 8 meses, en un video que subió la madre del menor a YouTube, el pequeño Axan comenta que lo regresaron de la escuela por tener el cabello largo, no se lo quiere cortar y eso es importante para él.
En una carta dirigida a las autoridades educativas y a diferentes organizaciones a favor de los derechos humanos la madre expuso:
“Mi hijo Axan tiene 4 años y, por alguna razón, le gusta mucho su cabello largo. Hace tres meses nos mudamos a Hermosillo, Sonora y, para que reciba su educación preescolar, lo inscribí en la escuela IMARC, A.C.”
“Axan se sentía orgullosísimo de estudiar ahí y estaba muy contento. Todo transcurría con normalidad hasta que se le impidió rotundamente el acceso a la escuela.”
En su momento, la madre aclaró que le habían dicho que “sólo las niñas pueden tener el cabello largo, Axan no puede asistir a la escuela hasta que se le corte el cabello”. 
“¿Tiene esta ideología algún sentido? Peor, ¿tengo derecho a decirle a mi hijo que debe cortarse el cabello para PODER ir a la escuela? ¿Cómo explicarle que su derecho a la educación pende de un estereotipo de género?Yo hago lo posible por apoyar que tome decisiones sobre su propio cuerpo y me hace feliz verlo tomarlas después de pensarlas bien. Me enorgullece porque es parte fundamental de mi crianza enseñarle que su cuerpo es suyo y que no se toca sin su permiso. 

Además, la SCJN ha determinado que todas las personas tenemos derecho al libre desarrollo de nuestra personalidad, lo cual implica también el derecho a decidir nuestra apariencia, por tanto, mientras Axan sea menor de edad, tengo la obligación de respetar y hacer respetar sus derechos.”
Hace ocho meses, cuando comenzó su lucha, la madre de Axan indicó que “IMARC reflexione que ser una escuela privada no le sitúa por encima de la Constitución, permita a mi hijo volver a la escuela y, en consecuencia, que ningún otro niño o niña sean víctimas de discriminación por su apariencia, si ésta no se ajusta a estereotipos de género”.