Ciudad de México. Con una captación de 2 mil 200.8 millones de dólares en marzo, los ingresos de México por remesas totalizaron 6 mil 215 millones de dólares durante los primeros tres meses del año, los que representó un crecimiento de casi 8.6 por ciento respecto del mismo trimestre del año pasado, informó el Banco de México.

No obstante, comparado con marzo de 2015, los envíos de dinero de mexicanos residentes en el extranjero, particularmente en Estados Unidos, resultó menor en 2.37 por ciento, lo que representó una baja de 53.42 millones de dólares.

De acuerdo con un reporte dado a conocer este lunes por el banco central, los mexicanos residentes en el extranjero utilizan cada vez más las transferencias electrónicas para el envío de dinero a sus familias en México. En el primer trimestre del año el uso de ese mecanismo registró un crecimiento de 5.37 por ciento, y fue el medio para mandar 6 mil 68.06 millones. Por el contrario, mediante las tradicionales money orders sólo fueron transferidos 43.03 millones de dólares y ese monto significó un desplome de su uso de 39.37 por ciento. Mediante el uso de efectivo y en especie para hacer llegar la ayuda a los familiares en México se movilizaron 104.44 millones de dólares, que también representó una disminución de 3.95 por ciento respecto del primer trimestre del año pasado.

El Banco de México dio a conocer también que el país recibió un total de 21.19 millones de remesas, 5.22 por ciento más que el año pasado, y fueron por un monto promedio de 293 dólares, que fue ligeramente menor en 0.36 por ciento, a las de los primeros tres meses de 2015.