México, 29 abr (PL) El pleno del Senado aprobó en la madrugada de hoy reformas para otorgar mayores poderes a la institución militar que, a juicio de varios legisladores, posibilitan la violación de derechos humanos de la población civil.

Los cambios en la justicia militar fueron aprobados pese a que senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido del Trabajo (PT) advirtieron que las nuevas prerrogativas a los uniformados pasan por encima de recomendaciones y sentencias formuladas al país por organismos internacionales.
Según las reformas aprobadas, los militares podrán efectuar cateos en domicilios particulares y en oficinas del gobierno federal, de los poderes legislativo y judicial y de órganos descentralizados.

Las modificaciones al Código de Justicia Militar y el Código Militar de Procedimientos Penales, fueron aprobadas por 78 votos a favor y 20 en contra, luego de casi cuatro horas de discusión, en las que perredistas y petistas insistieron una y otra vez sobre los riesgos de aprobar esa reforma.

El senador Alejandro Encinas (PRD) insistió en el peligro de dar a los ministerios públicos militares la facultad de intervenir en tareas de inteligencia, de interceptar comunicaciones telefónicas y de otorgarle la facultad de ordenar la presentación de civiles en juicios militares.

La decisión legislativa ocurre en momentos en que las fuerzas armadas mexicanas participan en tareas de seguridad y orden público, en particular el enfrentamiento al crimen organizado.

Más tarde, sin discusión, el Senado aprobó por 90 votos a favor y cuatro en contra la nueva Ley para Sancionar y Prevenir la Tortura y Tratos Inhumanos, Crueles y Degradantes.

La senadora del PT, Layda Sansores, anunció el voto en contra de su bancada, por la prisa con que se dictaminó, pues apenas horas antes se aprobó en comisiones. “Es una vergüenza legislar con tantas prisas, ni siquiera se sabe lo que contiene la ley, dijo.

to/ool

Advertisements