• Propuesto por Carolina Monroy, norma la conducta de las y los legisladores

Ciudad de México; 29 de abril de 2016.  En pleno de la Cámara de Diputados aprobó hoy el Código de Ética propuesto por la legisladora mexiquense Carolina Monroy Del Mazo, el cual tiene como objetivo normar la conducta de los diputados tanto en el desempeño de sus funciones parlamentarias, legislativas y de representación, como en su actuar cotidiano.

Al fijar la postura del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional respecto de la expedición de este ordenamiento, Monroy Del Mazo subrayó que en un Estado democrático no debe imperar nunca la voluntad caprichosa de nadie, sino la ley, y que para los servidores públicos cumplirla es un imperativo impostergable.

El Código, explicó, incluye los principios constitucionales que rigen el ejercicio de quienes tienen un cargo público, que son legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia, y define puntualmente las conductas en las que éstos se materializan.

Una vez aprobado el Código, las y los diputados deberán establecer las bases constitucionales para que legisladores federales y estatales puedan ser sancionados por actos de corrupción, objetivo al que responde la iniciativa de reforma a los artículos 109, 116 y 122 de la Carta Magna que la misma Carolina Monroy presentó a la Cámara el pasado 7 de abril.

El Código de Ética es de cumplimiento obligatorio y su aplicación no obstaculizará el fuero constitucional ni la libertad de expresión de los diputados. Su promoción y difusión estará a cargo de un Comité de Ética, en el que estarán representadas todas las fracciones parlamentarias, y que será el encargado de conocer las quejas y recomendar a la Mesa Directiva de la Cámara las sanciones correspondientes, que podrán ser amonestación pública o privada, remoción del sancionado del comité o comisión a los que pertenezca o suspensión de la dieta.