Acude Eruviel Ávila como portavoz de América Latina y el Caribe a presentar en la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidades, la Declaración Toluca que contiene las conclusiones de la Reunión Regional rumbo a Hábitat III.

Nueva York, Nueva York, 25 de abril de 2016.- Al ser el portavoz de América Latina y el Caribe en la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para dar a conocer la Declaración Toluca, que contiene las conclusiones de la Reunión Regional rumbo a Hábitat III, Eruviel Ávila Villegas, gobernador del Estado de México urgió implementar acciones para el desarrollo económico, social y ambiental, mediante una nueva agenda urbana que tenga como origen y destino el respeto y promoción de los derechos humanos, así como la perspectiva de género.

”Tenemos que pasar de las palabras a los hechos; debemos traducir estos acuerdos en acuerdos concretos que beneficien a quienes viven los barrios, en las comunidades, en las grandes ciudades, de hecho hago votos para que las conclusiones de ONU Hábitat III en Quito, Ecuador, se traduzcan en reformas legislativas, en planes de gobierno para beneficio de la sociedad.

“Pero especialmente quiero reconocer a las organizaciones civiles, que han buscado el respeto y el reconocimiento que merece la mujer; las mujeres, efectivamente, son agentes de cambio, y quiero decirles que la declaración de Toluca se tomó muy en cuenta la participación y la propuesta de organizaciones civiles en este sentido; por eso toda acción que tomemos en Hábitat III deberá llevarse a cabo con perspectiva de género y es un logro insisto de la sociedad civil, de las diferentes organizaciones civiles, nuestro reconocimiento a todas ustedes”, expresó Eruviel Ávila.

Ante embajadores de 193 países,  así como de Karla Slechtova, representante de República Checa; Tony Bosa de Nigeria y Lana Winayati de Indonesia, el gobernador mexiquense refirió que el planeta se encuentra en una era de desarrollo urbano acelerado, a la cual, la región de América Latina y El Caribe no es ajena, en donde 80% de los latinoamericanos viven en áreas urbanas y el porvenir está ligado al destino de las ciudades.

“Los latinoamericanos debemos emprender cambios para dejar de ser una de las regiones más desiguales en cuanto a ingresos, educación, salud, agua y electricidad; con carencias en términos de participación, bienes y oportunidades. Esta es una realidad, pero también encontramos que el mundo está volteando a Latinoamérica. Tenemos el reto de trabajar para que el mundo del mañana se parezca más al de nuestras utopías y sueños, que al de nuestras pesadillas”, dijo.

En el foro, que fue moderado Joan Clos, secretario general de ONU-Hábitat, y en presencia de la senadora Ana Lilia Herrera Anzaldo, presidenta del Grupo Mexicano de Parlamentarios para el Hábitat, el gobernador mexiquense dijo que el reto es que cada persona, que todos los ciudadanos del mundo, puedan vivir en ciudades con un enfoque integral, que les permita reconocerse como parte de ella,  y se garantice la seguridad, existiendo una distribución equitativa de los recursos.

“Se trata de ejercer plenamente el derecho a la ciudad, como un derecho humano de carácter colectivo, rico en cultura y diversidad. Que cada persona tenga acceso al trabajo, salud, educación, vivienda y a la información, además de ser ciudades planeadas con perspectiva de género”, expresó.

Consideró que todos deben hacer realidad el acceso a este derecho, no sólo por los que están aquí hoy, sino por los que vendrán, porque consideró que un verdadero desarrollo sostenible, procura satisfacer las necesidades del presente, sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras, de ahí que sea necesario hacer acuerdos y compromisos que trasciendan los periodos de gobierno.

Mencionó que en Toluca se asumieron compromisos de largo plazo, con miras a la Reunión de Quito, en octubre próximo, para materializar los esfuerzos de la comunidad internacional que derivaron en la Agenda 20-30, el Acuerdo de París, el Marco de Sendai  y la Agenda de Acción de Addis Abeba.

En este sentido destacó de la Declaración Toluca, lo siguiente:

·      La necesidad de diseñar modelos innovadores de gobernanza.

·      Que el desarrollo urbano sea asumido como un compromiso social y político para lograr una transformación a largo plazo.

·      Utilizar tecnologías de la información que faciliten la evaluación y rendición de cuentas para identificar los retos y vacíos en materia de desarrollo urbano que demanden acción.

·      Fortalecer el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos ONU-Hábitat, para que continúe siendo la principal autoridad en materia de desarrollo urbano sostenible.

Ante el embajador de México en la ONU, Juan José Gómez Camacho, el gobernador Eruviel Ávila informó que además en México, como resultado de la Reunión Regional Hábitat, se creó una red de gobiernos subnacionales, para discutir e implementar estrategias en el sistema de planificación urbano, porque la realidad global, se transforma desde lo local.

Con base en lo anterior, expuso que la concepción de la nueva agenda urbana, tiene relevancia histórica, porque participarán por primera vez juntos, en su construcción, gobiernos nacionales, subnacionales, locales y la sociedad civil.

Dijo que esta responsabilidad asumida por los gobiernos locales mexicanos, se adhiere al compromiso del Presidente Enrique Peña Nieto, en cuya administración se creó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, encargada de instrumentar los planes de urbanismo en nuestro país.

“Hoy México vive una de las transformaciones más amplias, profundas y aceleradas que haya tenido y todo ello a partir de un trabajo conjunto con todas las fuerzas políticas. Estamos convencidos que esta visión del desarrollo, es compartida entre los países hermanos de América Latina y el Caribe”, expuso.

Expresó que sólo unidos, el futuro de éxito de nuestras ciudades, será verdaderamente compartido y afirmó que nuestro continente está listo para demostrar que sí es posible un desarrollo urbano eficiente de largo plazo.

Las conclusiones que se presentaron en este foro por los representantes de los cuatro continentes servirán de base para la elaboración del proyecto de nueva agenda urbana que se presentará en la Conferencia Mundial de ONU-Hábitat III, a celebrarse del 17 al 20 de octubre en Quito, Ecuador.