El contrato por adjudicación directa fue para Luis Ramiro Ortiz, quien vendió el estudio como realizado en el 2015.

El año pasado, el Senado de la República gastó 243,252 por un estudio sobre la carne arrachera para el Instituto Belisario Domínguez (IBD), investigación que el autor, Luis Ramiro Ortiz Miranda, hizo como parte de un trabajo escolar que entregó en el 2009 en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM.

El informe sobre contrataciones en materia de obras públicas, adquisiciones, arrendamientos y servicios formalizados que publicó la Cámara de Senadores precisa que se erogaron 209,700 pesos más IVA para pagar el estudio denominado “Procedimientos Operativos Estandarizados de Sanitización (POES) de Carne Arrachera en Establecimientos TIF”, contrato que inició el 17 de julio del 2015 y terminó tres días después.

El contrato se dio por adjudicación directa a Luis Ramiro Ortiz Miranda, quien vendió el estudio como realizado en el 2015, pero que en realidad es uno de sus trabajos escolares.

Se trata del informe final del trabajo profesional en la modalidad de medicina preventiva y salud pública: estrategias para la inocuidad y calidad de los alimentos de origen animal.

El trabajo escolar se llama “Procedimientos Operativos Estandarizados de Sanitización (POES) de Carne Arrachera en Establecimientos TIF, en el DF”.

Tanto el estudio del IBD como el trabajo escolar, cuyas copias las tiene El Economista, evidencian que el contenido es el mismo.

Lo único que el autor suprimió del estudio entregado a la Cámara fueron los párrafos que hacen referencia al trabajo escolar y que la investigación se llevó a cabo específicamente en el Distrito Federal, ahora Ciudad de México, pero la redacción, citas textuales y bibliografía son idénticas en ambos documentos.

En el IBD es frecuente que se solicite a la Cámara presupuesto para financiar los estudios que en muchos casos son sustento de las iniciativas de los legisladores.

El coordinador del PAN en el Senado, Fernando Herrera, quien fue presidente del IBD en la fecha en la que se signó el contrato con Luis Ramiro Ortiz Miranda, dijo que en el instituto se hicieron diversos análisis sobre la alimentación en el país y que éste fue uno de ellos.

“Verlo así, sólo como carne arrachera parecería broma. Se hicieron diversos análisis sobre la alimentación en el país; entiendo que ésa fue una de las investigaciones que se realizaron. Se hicieron diversos estudios en materia social, económica y política, en alimentación, en seguridad y en transporte, en fin. El Instituto Belisario Domínguez es un instituto que sirve para proveer de información y tomar decisiones en materia informativa. Es uno de muchos otros estudios”, declaró.

Eleconomista.mx Foto: Shutterstock

Advertisements

¿Qué te parece?