CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras la explosión del pasado miércoles 20 en el complejo petroquímico Pajaritos, con un saldo de 28 personas fallecidas y más de 160 lesionados, la empresa petroquímica mexicana Mexichem se declaró bajo “condición de fuerza mayor”.

Fuerza mayor es una figura legal que libera a las empresas de demandas contractuales, debido a eventos que no se pueden prever o evitar; eso quiere decir que si otras compañías resultan dañadas por este hecho, no pueden demandar a Mexichem.

“Efectivo en la fecha corriente, Petroquímica Mexicana de Vinilo S.A. de C.V. se declara en condición de fuerza mayor que afecta el suministro de monómero de cloruro de vinilo (VCM), ácido muriático, etileno, dicloroetano, y cloruro de hidrógeno de anhidro que se transporta desde nuestras instalaciones localizadas en el Complejo Petroquímico Pajaritos en Coatzacoalcos, Veracruz”, destacó en un comunicado la empresa química de Antonio del Valle.

Añadió: “Pese a que la emergencia ha sido atendida, aún no sabemos el alcance completo de los daños a la planta de VCM-Etileno en el área de Clorados III dentro del Complejo Pajaritos y sus efectos en esta región. En este momento, PMV (Petroquímica Mexicana de Vinilo) no puede predecir con precisión cuándo se completarán las reparaciones, cuándo estará operativa la unidad, ni cuál es el impacto”.

La empresa también anunció que las inspecciones continúan en las áreas dañadas de la planta Clorados III, perteneciente a PMV.

En tanto, especialistas en búsqueda y rescate urbano, así como perros, llegaron a la planta para ayudar en los esfuerzos de búsqueda en las zonas más difíciles de alcanzar.

Las muestras de ADN comenzaron a tomarse a las familias que aún no han identificado a sus parientes, con el fin de facilitar su identificación rápida y completa, detalló la empresa.

“De las 28 personas que perecieron, 26 han sido reconocidas por sus familiares, por lo que quedan en espera de ser identificadas”, señaló.

Ayer, Rocío Nahle García, legisladora federal Morena, advirtió que llevará a la diputación permanente un punto de acuerdo para exigirle a Petróleos Mexicanos (Pemex) que cancele la concesión de Mexichem al empresario Juan Antonio del Valle, porque la reciente explosión en el área de Clorados III demuestra que la falta de mantenimiento y la negligencia laboral de sus directivos llevó a esa atroz tragedia.

Nahle García señaló que en el próximo receso legislativo que dura tres meses pugnará por retirarle la concesión a Mexichen para que el complejo petroquímico de Pajaritos sea administrado y “vuelto a levantar” por personal de Pemex y por la iniciativa privada.

Advertisements