Desempeña un papel estratégico en materia de distribución de bienes intermedios y de consumo final.

 

Además de representar una fuente de ingresos, el comercio interno es de suma importancia en la economía nacional, dado que desempeña un papel estratégico en materia de distribución de bienes intermedios y de consumo final, señaló la académica de la Universidad Autónoma del Estado de México, Alma Yeni Barrios Márquez.

Indicó que esta situación le ha permitido al INEGI ampliar la oferta de información estadística en esta materia, a partir de la nueva Encuesta Mensual sobre Empresas Comerciales (EMEC), que caracteriza de mejor manera la evolución del comercio al por mayor y al por menor.

En este sentido, la especialista universitaria expresó que durante noviembre de 2015, a nivel nacional las ventas en el comercio al por mayor con respecto al año anterior, manifestaron un incremento de 4.5 por ciento en términos reales, lo cual implica avances importantes en los rubros relacionados con productos textiles y calzado e intermediación de comercio al por mayor.

Además de productos farmacéuticos, perfumería, artículos para el esparcimiento, aparatos electrodomésticos menores y aparatos de línea blanca; abarrotes, alimentos, bebidas, hielo y tabaco; materias primas agropecuarias y forestales, para la industria y materiales de desecho.

En cambio, afirmó, los retrocesos en las ventas mayoristas se presentaron por la baja en los subsectores de camiones y de partes y refacciones nuevas para automóviles, camionetas y camiones, así como en el subsector de maquinaria y equipo mobiliario para actividades agropecuarias, industriales, de servicio y comercio.

Sin embargo, sostuvo, información disponible a nivel estatal de la EMEC, muestra que durante el mes referido, las ventas al mayoreo en el territorio mexiquense fueron superiores con respecto a las registradas a nivel nacional, al ubicarse con una tasa positiva de 13.1 por ciento.