La Procuraduría General de Justicia del Estado de México sugirió este viernes que el asesinado alcalde de Jilotzingo, José Antonio Mayén Saucedo, tendría vínculos con actividades ilícitas

“En este momento no podemos descartar ninguna línea de investigación, incluso la de su probable vínculo con actividades ilícitas, dadas las características del hecho y la existencia de algunos antecedentes en carpetas de investigación, que permiten relacionar al presidente municipal con un grupo delictivo que operaba en la zona”, detalló el fiscal de Asuntos Especiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, Martín Marín.

En conferencia de prensa con el secretario de Gobierno, José Manzur y el procurador mexiquense, Alejandro Gómez Sáchez, el funcionario explicó que este grupo delictivo, y del cual no dio nombre, era dirigido por un individuo que presuntamente también fue asesinado hace un par de meses en la región.

Comentó que en el lugar donde fue asesinado se encontraron más de cien elementos balísticos.

Por otro lado, el procurador detalló que además de Mayén Saucedo fallecieron dos de sus escoltas; uno viajaba con él, y el otro iba en una unidad de la policía municipal detrás del auto del alcalde.

Agregó que hombres armados circulaban en una camioneta cuando interceptaron al edil y le dispararon con armas largas.

Por último, José Manzur señaló que la instrucción del gobernador de la entidad, Eruviel Ávila, es de investigar y no descartar ninguna línea de investigación

Advertisements