Dos personas murieron al caer sobre la playa el jueves cuando una gran ola se abatió sobre la ciclovía elevada que había sido construida con motivo de los Juegos Olímpicos.

Río de Janeiro.- Dos personas murieron al caer sobre la playa el jueves cuando una gran ola se abatió sobre la ciclovía elevada que había sido construida con motivo de los Juegos Olímpicos y provocó el derrumbe de uno de sus tramos.

El secretario municipal de Río, Pedro Paulo Carvalho, dijo que aparentemente había una tercera persona desaparecida. Dijo que se investigaba la causa del accidente en la ciclovía Tim Maia, que fue inaugurada en enero y que conecta los barrios de clase alta de Leblon y Sao Conrado. La estructura serpentea sobre acantilados de decenas de metros de altura sobre el océano.

Carvalho se negó a responder si el derrumbe pudo deberse a defectos de construcción. Dijo que el tramo de 50 metros se derrumbó bajo el embate de una gran ola. Acudieron varias ambulancias al lugar mientras helicópteros sobrevolaban la playa.

Río de Janeiro será sede de los Juegos Olímpicos de Verano en agosto y la ciclovía era uno de los proyectos destinados a perdurar como recuerdo. Si bien no se preveía realizar una competencia sobre ella, el derrumbe probablemente acentuará los temores sobre la disposición del país para realizar los juegos.

Un fotógrafo de The Associated Press presente en el lugar vio dos cadáveres tendidos en la playa de Sao Conrado. Una mujer, posiblemente la esposa de la víctima, arrodillada junto al cuerpo, lo besaba en la cara y rogaba que le dieran un minuto más para “decir adiós”.

No se identificó a las víctimas. Diego Goncalves Fernandes, un vendedor que vio los cuerpos en el agua antes de que los alzara un helicóptero, dijo que ambos eran hombres.

Desde su inauguración el 17 enero, la ciclovía había ganado elogios por las vistas espectaculares, pero algunos decían que era peligrosa y tan estrecha que los ciclistas eran blanco fácil de los asaltantes. Semanas después de la inauguración, los periódicos locales empezaron a publicar fotos de su deterioro, con pretiles desaparecidos y partes metálicas oxidadas.

Está en construcción un tramo adicional de la vía hacia el barrio Barra da Tijuca, uno de los centros olímpicos.

El accidente se produjo el mismo día que se encendió la antorcha para las primeras Olimpíadas en Sudamérica, en el inicio de una travesía de 15 semanas que culminará en la ceremonia inaugural el 5 de agosto en Río.

Carlos Nuzman, jefe del comité organizador de Río, expresó optimismo en la ceremonia.

“Estamos increíblemente orgullosos de haber llegado tan lejos, navegando algunas de las aguas más turbulentas que ha conocido el movimiento olímpico”, dijo Nuzman antes del accidente.

Advertisements