Por: Mario Medina

Como parte de una tradición política, los gobiernos municipales concentran recursos económicos en difundir con singular alegría, lo que por ley están mandatados, en el inicio de todo gobierno municipal, sin distinción de partido político, inician campañas publicitarias enfocadas a presumir las primeras acciones de gobierno, en el llamado informe de 100 días.

En el caso de la capital mexiquense, que, en las cero horas del 1 de enero del presente año, se convirtió en “La capital con valor”, habrá que contribuir con informar a la ciudadanía de los acontecimientos gubernamentales y sociales que permitan a los toluqueños tener una opinión objetiva de estos primeros 100 días de gobierno.

Fernando Zamora Morales, presidente municipal en la capital, desde sus primeras horas al frente de la administración municipal fue cuestionado duramente por la ciudadanía respecto a la ola de violencia e inseguridad que se mantiene en la vida cotidiana de nuestra ciudad.

La primera nota periodística relevante de la entrante administración municipal, no fueron los nombramientos de una renovada burocracia municipal, o alguna acción trascendental que buscara darle a Fernando Zamora un papel de edil serio, y es el 2 de enero del presente año donde todos le medios de comunicación; impresos, digitales, radio, televisión, redes sociales, se da a conocer que en el domicilio ubicado en la Colonia Héroes 5 de mayo, fue encontrado un cuerpo sin vida de un hombre aproximadamente de 40 años y con visibles rasgos de violencia y el impacto de por lo menos dos proyectiles de arma de fuego, y también se da cuenta de que en el poblado de Calixtlahuaca en un canal de aguas negras, fue localizado el cuerpo sin vida de una mujer de 25 años donde a simple vista presentaba indicios de violencia física.

Los días seguían trascurriendo y la inseguridad caminaba a un ritmo más ágil que el gobierno municipal, los toluqueños observamos cuadrillas en diversas partes de la ciudad realizando obras que conocemos comúnmente como “bacheando”, el día de hoy los baches siguen siendo una de las primeras demandas en todas las calles de la ciudad de Toluca.

El 3 de enero Fernando Zamora anunciaba el Programa de Recolección de Basura Nocturna de residuos sólidos, pero bastaron unos cuantos días para que vecinos de una de las zonas de mayor densidad de la ciudad, conocida como “Sauces” desmintiera al edil, vecinos y comerciantes de la zona, aseguraron que dicho programa no estaba operando y que la recolección de residuos habitual, presentaba deficiencias ya que se operaba con irregularidad y sin horarios claros. Al día de hoy los toluqueños no tenemos certeza si ese programa nocturno de recolección de basura sigue vigente o paso a formar parte de la lista de ocurrencias del Profe Zamora.

El 16 de enero nuestra ciudad capital conoció la notica de la muerte de un ciudadano, que a la querer impedir un asalto en una taquería en la Colina Azteca, fue privado de la vida, escapando el delincuente con el botín y la impune muerte de un inocente.

Sin el ánimo de convertir estas letras en notas rojas, podríamos seguir citando día a día los actos de inseguridad que hacen evidente que Fernando Zamora no cuenta con una estrategia en materia de seguridad y que al día de hoy los toluqueños seguimos siendo rehenes permanentes de la delincuencia.

Las primeras semanas e inclusive los primeros dos meses de su gestión, la respuesta del edil de Toluca, en materia de inseguridad eran evasivas y el rotundo argumento de que era una nueva administración y que los ciudadanos tuvieran paciencia, a 100 días de su gobierno municipal, el desorientado estilo del Profe Zamora, lo ha llevado a señalar ante los medios de comunicación, que desconoce la situación de inseguridad, que la analizara y que contratara a expertos para que le ayuden a resolver el tema, llego a decir que contraria 3 mil policías, esperamos que pronto nos diga como lo hará y de donde sacara los recursos, para soportar un corporación policiaca de miles de elementos y si su operatividad será a pie o en bicicleta, lo que sí ha dejado claro Fernando Zamora es su incapacidad y ocurrencias, cada vez que se le cuestiona sobre los pobres resultados en materia de combate a la inseguridad.

Pero el peculiar estilo de gobernar la capital del Estado de México a cargo de su titular Fernando Zamora, no se limita solo al tema de seguridad ciudadana, su torpeza lo lleva a detonar simultáneamente conflictos político-administrativos, que van desde la renuncia de cuatro directores, de los que destaca la Dirección de Administración por obvias razones o la última renuncia de su Director de Movilidad, que refiere que la bipolaridad del alcalde lo llevo a presentar su renuncia, su permanente política de descalificar y desprestigiar públicamente el sistema de bicicleta publica denominado Huizi, y que decir de su primer círculo que solo hace más evidente su incapacidad, aquí les pediría prestar mucha atención a dos personajes, que lejos de ayudar al Profe contribuyen al caos, y me refiero a los titulares de la secretaria del ayuntamiento y al jefe del gabinete.

100 días han transcurrido de la actual administración y atendiendo a la formación de Fernando Zamora, para muchos toluqueños su calificación es reprobatoria.

Áreas como Cultura, Deporte, DIF y Desarrollo Social se han hecho notar por su torpeza y no por sus aciertos, tan solo recordemos que hace algunos días, aspirantes al proceso de selección para la integración de la compañía municipal de teatro, calificaron a dicho proceso como fraudulento y discriminatorio, o que decir de la comunidad deportiva toluqueña que acusa a la boxeadora la “Roca” Zamora, de recibir incentivos económicos, que la hace una atleta privilegiada, sobre su gremio, solo por el criterio de su estrecha cercanía con el alcalde.

Pero al final es el ciudadano el que tiene la última palabra, y exhorto a mis lectores a ver el lado positivo de esta tragedia, ya pasaron 100 días de esta administración.

Facebook: MarioMedinaToluca

Twiter: Mario_MedinaP

 

Advertisements

¿Qué te parece?