Nidia García señala que la difusión de la foto dañó principalmente a su familia, por lo que pide olvidar el tema. “Todos somos humanos y nos equivocamos”, dice.

Nidia García —la policía del municipio de Escobedo, Nuevo León, que fue suspendida luego de que se difundió una foto de ella en la que aparece semidesnuda— ofreció disculpas y pidió que se olvide el caso, ya que la ha perjudicado moral y psicológicamente.

“Sé que estuve mal en dejarme fotografiar en mis horas de trabajo, más aún portando un uniforme oficial. Quiero pedir una disculpa enorme a la Secretaria de Seguridad y Justicia y más a mi municipio, General Escobedo, por dicho acto inmoral de mi parte.

“Me siento indignada por el gran daño que ocasionó que saliera esa foto, ya que se dañó principalmente a mis 2 hijas, seguido de mi esposo, mis padres, hermanos y familia entera. Con esto estoy reconociendo mi gran falta, por lo tanto, pido de la manera más atenta que se deje a un lado este tema, ya que ha llegado al grado de perjudicarme moral y psicológicamente”, publicóGarcía en su perfil de Facebook.

La policía señaló que, tras la difusión de la fotografía, “alguien con malas intenciones ha estado creando perfiles falsos con mi nombre, denigrando mi persona, por lo que les pido hagan caso omiso a publicaciones que provengan de dichos perfiles”.

Pidió la ayuda de los usuarios de Facebook para reportar los perfiles falsos y los que publican “comentarios mal intencionados”.

Nidia García fue suspendida y puesta a disposición de la Comisión de Honor y Justicia de la policía, luego de que se difundió la fotografía en la que aparece semidesnuda, con un arma de cargo y al interior de los que se presume es una patrulla.

Advertisements