Los Gallos Blancos de Querétaro festejaron al doble hoy en casa pues no solo vencieron a las Águilas del América, sino que uno de sus jugadores más valiosos, Camilo Sanvezzo, volvió a jugar después de más de 7 meses de inactividad.

Luego de ser ovacionado y entrar de cambio por Ángel Sepúlveda, el brasileño se manifestó contento aunque reconoció que le falta para estar al cien.

“Muy emocionado, casi lloro pero un regreso soñado, ganando y en casa. Hay que seguir trabajando para estar al cien, después de 7 meses y medio falta forma, fuerza y ritmo pero vamos trabajando día a día”.

De igual manera, el delantero emplumado reconoció que la clasificación a Liguilla es complicada para los queretanos, pero destacó que la victoria ante las Águilas los mantiene con vida y con esperanza.

“Sabemos que es muy difícil la clasificación, pero tenemos chance y vamos a jugar partido tras partido”.

En ese mismo sentido Yerson Candelo, autor del único tanto del partido, reconoció que volver a la victoria fue muy importante para el grupo y la afición, sobre todo porque cada uno hizo muy bien su trabajo en un partido difícil.

[Pressport]