El Congreso del Estado nombró al niño Gustavo Arturo Mascorro Cereceres, Diputado Honorario de la Sexagésima Cuarta Legislatura, por lo que se dispuso de un lugar especial en el pleno para él, durante la duodécima sesión ordinaria.
Gustavo, con sus escasos seis años, es un gran luchador, ya que enfrenta una ardua pelea contra un padecimiento que lo aqueja desde hace una par de años. Él tiene muchos sueños y este día, uno de ellos se ha hecho realidad, al ser legislador y formar parte de la LXIV Legislatura del Congreso del Estado.
La propuesta de esta noble acción, fue presentada a la Junta de Coordinación Parlamentaria por el Diputado Gustavo Martínez Aguirre, quien apoyado por Marcela Rodríguez Calderón, presidenta de la Agrupación Círculo de Lectura Cuenta Cuentas de Corazón, este jueves hicieron realidad el sueño de Arturo.
“Este tipo de acciones deberían de ser más recurrentes en el Congreso del Estado, para darle ese lado amable a lo que hacemos como legisladores”, señaló el Diputado Martínez Aguirre. 
Además, dijo “recordemos que hay miles y miles de niños con problemas y sueños, de ahí la importancia de apoyar a los niños como Tavito”.
Cabe mencionar que durante la sesión del Congreso del Estado, los diputados, personal administrativo y asistentes a ella, portaron un distintivo amarillo, en honor al pequeño Arturo Mascorro Cereceres.

Advertisements

¿Qué te parece?