Los hechos ocurrieron alrededor de las 4:30 de la tarde, donde comenzó a discutir con una persona la cual nunca se identificó pero se decía ser el dueño del local y que solicitaba que desalojaran, así como le solicitaba a los elementos de la Policía Ministerial de la Procuraduría General de Justicia que los acompañaban que acudieran ante el Ministerio Publico, donde de acuerdo a estas personas decían tener los documentos del local sin que los presentaran ante la autoridad.
En entrevista, el señor Alfredo Martínez, aseguró que estas personas no son las dueñas del local y que son personas que se dedican a robar y a engañar con falsas órdenes de desalojo a los dueños de los establecimientos para robarles todo su patrimonio.
Aseguró que los delincuentes son ellos y que los Policías Ministeriales en vez de aplicar la ley lo querían detener a él sin argumento alguno.
“Quiero que respeten mis garantías porque me vinieron a robar estas personas y ahora los ministeriales me quieren llevar preso, a estas personas ya las había yo demandado en la procuraduría, porque la ves pasada volaron los candados y ahora vienen sin papeles, sin ninguna orden judicial, a quererme sacar, con que orden”.
Tras discutir por varios minutos con las supuestas personas y un supuesto abogado de ellos, el señor Alfredo solicito que fueron detenidas estas personas reiterando que ellas ya tienen una denuncia ante la procuraduría.
Tras este argumento el supuesto abogado y las personas que lo acompañaban, desaparecieron del lugar sin decir nada y solo quedo el supuesto dueño con una persona que grabo en todo momento los argumentos.
Alfredo Martinez, señaló que el lleva en este negocio desde el año 2012 y que en ningún momento se había presentado nadie a realizar dichas acciones que hoy hacen estas personas, asegurando que él piensa que esto lo están haciendo porque lo ven débil tras lo sucedido con su hijo.
“Ellos no son los dueños, esto es un delito, de este supuesto dueño y del abogado que ya se fue, no traen nada ni un citatorio, no hay nada y probablemente esto lo estén aprovechando por lo de mi hijo, me ven debilitado, me ven muy mal y probablemente de ahí se agarren”.
Finalmente después de que el supuesto abogado desapareció del lugar y ya alterado el señor Alfredo, los elementos de la Policía Municipal de Toluca, lo detuvieron y lo trasladaron ante el Ministerio Publico de la Procuraduría.

Más información aquí 

Ordenador Político 

Por: Erick Álvarez.