Real Madrid y Manchester City se convirtieron en los dos primeros invitados a las semifinales de la Champions League 2015-16. 

En una electrizante jornada, los Merengues consiguieron la remontada en el Santiago Bernabéu y vencieron 3-0 (3-2 global) al Wolfsburgo, mientras los Citizens dieron un golpe de autoridad y doblegaron 1-0 (3-2 global) al PSG.

En una noche apoteósica, el conjunto de Zinedine Zidane consumó la gesta con una soberbia actuación de Cristiano Ronaldo y por sexta ocasión consecutiva estará en las semifinales.

El luso maravilló a la afición blanca y logró vivri la noche mágica que tanto anhelaba en la víspera del partido: Firmó su quinto hat-trick -empató la marca de Messi- y aniquiló el sueño de los alemanes. Los Blancos siguen en pie de guerra para conseguir la undécima Orejona del club.

Cristiano llevó al Real Madrid a las semifinales igualando el récord de más participaciones consecutivas en dicha fase (6) del Barcelona.

En una serie llena de dramatismo, los Citizens fulminaron 1-0 (3-2 global) al PSG. El conjunto de Manuel Pellegrini consumó la hazaña de la manera más increíble: con un gol del meteórico Kevin de Bruyne, quien apareció para ser el héroe después de que Sergio Kun Agüero erró un polémico penal en el primer tiempo y poco después se fue lesionado.

El internacional belga catapultó al Manchester City a disputar por primera vez las semifinales de la UCL.

De Bruyne rompió las quinielas y se convirtió en la estrella de los Citizens.

FUTBOL TOTAL