Si el techo de un edificio tiene plantas o paneles solares ayuda al desarrollo de energía solar, por lo que parlamento francés ha hecho de esto una ley, en el que cada edificio tendrá que tener alguno de estos dos elementos, los ambientalistas peleaban por utilizar la totalidad del techo, pero los legisladores sólo exigieron contar con una pequeña parte, sin embargo, es un gran paso para el cuidado del medio ambiente.

La ley ayudará a Francia a recuperar el ritmo solar que había perdido respecto a otros países europeos en los últimos años.

Los tejados en los edificios con plantas y arbustos, ayudaran a absorber el agua de lluvia y reducirán la escorrentía, proporcionaran espacios verdes en zonas urbanas que pueden jugar un papel importante en la reducción del efecto urbano de “isla de calor”. Este fenómeno ocurre cuando las áreas urbanas se construyen, destruyendo la vegetación local y reteniendo mas calor, con un aumento de temperatura de entre 1.8 ° C – 5.4 ° C que en sus alrededores por el día, lo mismo sucede durante la noche.

CCO55x5UMAApt9Z

 logo3400_web

Advertisements