En San Pedro Cholula, Puebla, el padre de una recién nacida denunció este martes ante la Fiscalía General del Estado el robo de la menor por parte de dos hombres; sin embargo, horas más tarde las investigaciones arrojaron que la bebé nunca fue secuestrada y que le habían quitado la vida sus tutores.

A través de su cuenta de Twitter, el fiscal general del estado, Víctor Carranca Bourget, confirmó que la niña fue encontrada sin vida en la comunidad de La Garza a un costado de la carretera federal México-Puebla.

Las autoridades informaron que Esteban Vargas y Maricela Morales, padres de la menor, se contradijeron tres veces durante su declaración, pues no dijeron exactamente cómo y dónde ocurrió el hecho.

El padre fue identificado como Esteban Vargas Cuautle de 19 años de edad, y aseguró que dos sujetos en un auto Tsuru, color negro sin placas, lo empujaron y le arrebataron a su hija, huyendo con ella.

Esteban aclaró que en ese momento no pidió ayuda y tampoco impidió que le quitaran a la bebé; no obstante, una hora después avisó a las autoridades y durante el interrogatorio dio la ubicación de su hija.

Por su parte, Raúl Ponce de León Zepeda, padre de Esteban Vargas, afirmó que la niña no fue deseada y que se encuentra a la espera de la revisión de las cámaras de vigilancia del Ayuntamiento en donde supuestamente le fue arrebatada la niña.

Con información de redes 

Advertisements