La casa luce moderna, cómoda, iluminada, accesible, tal cual, los adjetivos de un edificio ideal.

Brasil.- ¿Cuántas veces hemos escuchado frases categóricas como: “Después de la tormenta viene la calma” o “No hay mal que por bien no venga”?. 

Sin duda, todos en algún momento de nuestras vidas y no precisamente el más afortunado. Pues justo eso le ocurrió a ‘doña Dalvina’, una empleada doméstica que a sus 74 años recibió con toda sorpresa un reconocimiento internacional.

Se trata del premio de Building of the Year (Edificio del año) y le fue otorgado a Delvina Borges Ramos, por el hogar que habita. Al decir de los expertos, la casa de esta mujer, luce moderna, cómoda, iluminada, accesible y lo mejor, se construyó en poco tiempo y con el mínimo presupuesto, tal cual, los adjetivos de un edificio ideal. 

Además del buen gusto por supuesto, doña Dalvina, lo ha caracterizado con una decoración minimalista que hace engrandecer los espacios y aprovecharlos al máximo. 

De hecho, la historia detrás del premio es aún más conmovedora, pues a doña Dalvina, se le vino literal el techo encima, su casa tuvo que ser remodelada tras intensas lluvias que desgastaron la estructura hasta que se vino abajo. No obstante, confió este trabajo a expertos del estudio de arquitectura Terra e Tuma, quienes tiraron la casa y la construyeron desde cero. 

¿Cómo quedó? pues si el premio no es garantía de éxito, quizá las siguientes imágenes sí lo sean:

   
    
 Con información de Cinco 

Advertisements

¿Qué te parece?