Apple lanzó un nuevo anuncio protagonizado por el Monstruo come galletas de la serie Sesame Street, en el que dicho personaje protagoniza la historia del detrás de escenas, durante la grabación del comercial, con que se promocionó el iPhone 6S.

Durante el anuncio, el personaje se sorprende cuando Siri se dirige a el por su nombre. En otra de las escenas se observa comiendo galletas, como ya es costumbre en él, de manera desesperada.

Al final del comercial, el Monstruo aparece dormido y se despide del anuncio con la frase “desearía poder cerrar mis ojos”, en alusión a que no cuenta con párpados.

De acuerdo a Statista, Apple gastó entre 2009 y 2013, un mil tres millones de dólares para productos como el iPhone, mientras que para dispositivos como el iPad, el gasto fue de 681 mdd.

En otros productos y servicios como iTunes, Mac y iPod, el gasto fue de 344, 212 y 154 mdd, respectivamente.

Con información de Merca 2.0