Aunque parezca paranoia y un caso de baja probabilidad, científicos, corporaciones de seguros, el Departamento de Seguridad Nacional y la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca, se preparan para una poderosa tormenta solar geométrica que podría afectar a nuestro planeta.
De acuerdo con el portal ABC, las instituciones han llamado con urgencia a realizar investigación, un plan de prevención y estrategia de mitigación para afrontar las consecuencias de una, poco probable, tormenta solar de gran magnitud.
Algunos de los efectos de este fenómeno serían el daño a satélites de comunicación y GPS, apagón de computadoras y teléfonos celulares, suspensión de servicios eléctricos por semanas o años, e incluso consecuencias a la salud de los astronautas.
Daniel Baker, director del Laboratorio de Física Atmosférica Espacial de la Universidad de Colorado-Boulder comenta que “una vez que los sistemas empiezan a fallar, (los cortes de energía) pueden multiplicarse en cascada de maneras que ni siquiera podemos concebir”.
Además, el evento tendría consecuencias millonarias. Según el portal, una poderosa tormenta solar afectaría entre 20 y 40 millones de ciudadanos en EU, con una duración de 1 a 2 años, y el costo de la recuperación sería entre 600 mil millones y 2.6 billones de dólares.

Redacción el universal 

Advertisements

¿Qué te parece?