Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) bloquearon por casi dos horas los cuatro carriles de la Autopista del Sol, a la altura del Congreso del estado, y atacaron las oficinas del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), ubicadas a pocos metros del centro capitalino.

Dichas acciones fueron realizadas contra la evaluación docente y la reforma educativa.

Maestros de “La avanzada”, un grupo de docentes que con palos y tubos va al frente de las manifestaciones, rompió vidrios, destruyó computadoras y quemó documentación de la oficina.

Luego marcharon hacia la Autopista donde bloquearon hasta las 13:00 horas y siguieron en ruta a la Fiscalía General del Estado (FGE).

Las protestas iniciaron cerca de las 10:00 horas. Los profesores, de la corriente del secretario general Ramos Reyes Guerrero, que aglutina a cuatro de las ocho regiones educativas de Guerrero, advirtieron que retomarán sus protestas si no se abroga la reforma educativa, cuya ley indica que los docentes sean evaluados y según el magisterio disidente tiende el puente para que sean despedidos.

Policías federales comandados por “Espartaco”, personaje que durante 2013 encabezó los operativos de desalojo a los docentes que protestaban también contra la reforma educativa, se desplegaron en los carriles de la vía de cobro frente a los profesores con su equipo antimotín; pero, a excepción de algunas arengas, no hubo confrontación. Los maestros les gritaban: “¡Con el pueblo son cabrones, con el narco, maricones!”.

Se han evaluado 3 mil 610 maestros

El secretario de Educación de Guerrero, José Luis González de la Vega Otero, informó que a la fecha en Guerrero se han evaluado un total de 3 mil 610 maestros de educación básica; 577 están en el Fórum Mundo Imperial de Acapulco realizando la prueba que concluirá a las 17:00 horas con el desarrollo de “una planeación argumentada”.

Entrevistado en Acapulco, De la Vega Otero enfatizó que ésta fue la segunda oportunidad para aquellos maestros que no asistieron a la prueba en su primera etapa que realizaron en diciembre de 2015, y consideró que cumplieron “prácticamente el pronóstico 577 de 600… El secretario Nuño (Aurelio) ha dicho que la ley es muy clara: todo aquel maestro que no se presente será separado de su cargo”.

Dijo que de los maestros evaluados a la fecha “84% tuvo una calificación destacada, buena y suficiente, pasaron el examen, es un número muy importante del magisterio, hicieron la evaluación, a este proceso de mejora continua”.

De la Vega previó que para el sábado lleguen poco más de 700 docentes, para que en esta etapa sean evaluados los 2 mil 410 maestros que no hicieron su prueba en diciembre.

 Redacción El Universal

Advertisements