Svetlana Batukova, de origen ruso y de 46 años, asesinó a su esposo de 66 luego de sufrir un ataque psicótico causado por la combinación de enervantes y alcohol. Las investigaciones arrojaron que lo drogó antes de matarlo, luego lo cortó en pedazos y se lo dio de comer a su perro. De acuerdo con TV Notas, fue en España, en su casa ubicada de Mallorca, donde la mujer decidió acabar con la vida de su conyúge.
El crimen tomó un giro aún más macabro, cuando las autoridades locales determinaron que la mujer arrancó trozos de la piel del marido, de nombre Horts Hans Henkels, alemán de 66 años, y se lo dio de comer a su perro, un american stanford.

  
Redacción e información Terra