Por: Maricela Gastelú.

Ya empezaron varias campañas locales en diferentes Estados así que nos permitimos recomendarles un breve manual para no andar haciendo burradas.

1.- Sea puntual.

A nadie nos interesa si se desveló en reuniones o si el despertador no sonó, pero Usted tiene que llegar puntual a sus eventos. Los asistentes (por muy sus paleros que sean) no tienen por qué esperar 2 horas bajo el rayo del sol. Quienes le estructuren la agenda deben contemplar por lo menos 45 minutos para traslados y arribos. Además, su equipo cercano debe sacarlo a tiempo con decoro y profesionalismo.

2.- No prometa más de lo que pueda cumplir.

Se acabaron los tiempos de prometer “las perlas de la Virgen”. Gracias a las nuevas tecnologías y al acceso a teléfonos inteligentes es cada vez menos factible prometer cosas imposibles. Apéguese a la realidad, hable de lo que está dentro de sus alcances y cumpla puntualmente con el Plan de Trabajo que debió haber registrado. No le juegue al vivo.

3.- Eduque a su equipo de campaña.

Usted puede ser el/la candidata(a) más educado(a) del mundo pero si su equipo de campaña no comparte sus valores echarán por la borda todo su esfuerzo (choferes que se estacionan en lugares prohibidos, escoltas golpeadores, secretarias indiscretas, familiares ostentosos, suplentes traicioneros, brigadistas borrachos, etcétera) todos forman parte de un mismo proyecto aunque no vayan en la boleta.

4.- Administre tiempo y dinero.

Las campañas modernas ya no son concursos de dinero, sino de propuesta y congruencia. Por eso contrate profesionales que lo ayuden a administrar recursos, dar tiros de precisión y llevar a los ciudadanos propuestas valiosas y no sólo gorritas y playeras. Póngase en manos de un coordinador de campaña ejecutivo y Usted no quiera jugar al “candidato sabelotodo” su trabajo es ganar votos, no decidir estrategias, agenda, horarios, colores de ropa y el sabor de los tamales.

5.- Sea Usted mismo, no actúe.

Si Usted nunca en su vida se ha subido a una bici o al pesero, no le quiera jugar al ambientalista porque en lugar de granjearse a los ciudadanos ellos lo van a destrozar en redes sociales por “farol”. Sea auténtico(a) y real, no necesita fingir haciendo cosas que jamás hace sólo por ganar votos.

6.- Duerma y descanse.

Dice un adagio popular que “las campañas se ganan en las precampañas” eso quiere decir que si Usted es un político profesional debió haber hecho la tarea 3 años antes para abonar el camino para el cargo que hoy pretende. No quiera morirse en la raya y dormir 3 horas diarias tratando de recorrer un municipio, un distrito o un Estado que debió haber trabajado desde 3 años antes.

7.- No aburra.

Se acabaron también los tiempos donde se podían dar discursos de 10 minutos y tener hasta 7 oradores que hablen y hablen toda la tarde. Sea concreto y directo. Eleve el nivel del debate y deje de rebajarse a golpear a todos los candidatos como en pelea de Niurka contra Ninel Conde. Eleve el nivel de su campaña. Proponga, no grille.

8.- No beba.

Puede que haya tenido un día difícil o que lo inviten a una fiestecita para celebrar el arranque de campaña, pero más allá de que puedan tomarle una foto y hacerle bullying lo necesitamos completamente sobrio, coherente, lógico.

9.- No ande de “caliente”

Puede que le hayan mandado a la asistente más guapa de México pero Usted no puede permitirse miradas indiscretas ni amoríos en campaña (y preferentemente pasada la campaña tampoco) no puede venderse como un candidato ejemplar cuando su vida íntima es un desmadre. Lo anterior incluye también que no mande SMS, mensajes de WhatsApp ni privados con conversaciones íntimas y ¡por favor! No mande fotos de desnudos a nadie; lo más probable es que le intervengan el celular y luego nos tengamos que andar enterando de sus más íntimos secretos.

10.- Sea maduro. (no chille)

La política es un juego de azar donde existen sólo dos probabilidades: el triunfo o el fracaso. En caso de resultar ganador, sea humilde y generoso (no ande de farol ni pierda el piso) y en caso de que pierda, sea aún más maduro, más respetuoso, más generoso. Los grandes proyectos se construyen con fracasos, lágrimas y derrotas. Continúe luchando, continúe construyendo lo que el Estadista denominó “brega de eternidad”.

 

Maricela Gastelú

Licenciada en Derecho, Maestra en Consultoría Política, Especialista en Oratoria y Debate Político. Ha sido candidata a Diputada Federal por el Estado de México y Premio de la Juventud 2013. Actualmente dirige su propia empresa especializada en campañas políticas y es aspirante a la Presidencia del PAN en Toluca.

Facebook: Maricela Gastelu

Twitter: @marigastelu