Termina la incertidumbre de Erik Rubín y su familia, ya que este lunes conocerá los resultados de la biopsia que le hicieron para saber si el tumor que le encontraron en el estómago es benigno o maligno.

En entrevista con el Diario BASTA!, el cantante dijo que está consciente y preparado para recibir la noticia si llegara a ser un tumor cancerígeno y dijo que, “lo que sea es tratable, es lo que sé y hay posibilidades de curarse”.
Recordemos que la semana pasada un fuerte dolor estomacal hizo que Rubín fuera al hospital de emergencia, donde le realizaron un chequeo para saber con exactitud cuál fue el motivo de la obstrucción que le encontraron en su cuerpo, exactamente en el sistema digestivo.

“Precisamente era una obstrucción y puede ser un tumor benigno o maligno, o pueden ser muchas otras cosas, todos los exámenes que se hicieron van a arrojar los resultados y yo espero que hoy que me entreguen los resultados”, dijo en exclusiva a BASTA! el exTimbiriche, quien por ahora realiza sus actividades de todos los días, aunque con limitaciones.
“Ahorita me la estoy llevando leve, con dieta blanda, pero me siento muy bien, básicamente mi malestar era que esta bola estaba tapando la salida del estómago, eso eran mis dolores y a la hora que metieron la sonda, liberaron esto y entonces ya no está obstruyendo porque una parte de esta protuberancia, era líquida, entonces ya no me obstruye el paso”, detalló sobre su malestar.
El esposo de Andrea Legarreta aseguró que por el momento se siente bien, tan es así, que no está tomando nada de medicamento.
“Estoy muy tranquilo, soy una persona muy sana y no tengo miedo de nada”, lo que sí fue una sorpresa es que ni sus papás ni él sabían que vive con un riñón, “está simpático, puedo vivir perfectamente así y yo creo que se debe a la vida que llevo”, afirmó Erik Rubín, quien no tiene miedo a lo que pueda tener.
Finalmente, compartió cómo festejó el pasado 1 de abril, sus 16 años de casado con su esposa, donde este incidente no fue un obstáculo para no festejar.

#readytorock #family @andrealegarreta @miarubinlega @ninarubinl

A post shared by Erik Rubin (@erikrubinoficial) on

“Fue un día normal, disfrutándonos, fuimos a cenar, a comprar unas cositas y ya habrá un día de hacer un viaje los dos solos”, contó Rubín.
Abundó que el amor entre ellos sigue más fuerte que nunca, “nos escribimos públicamente (en redes sociales), personalmente y tenemos detalles que van más de cuánto cuesta o qué fue”, además de que sus hijas Mía y Nina, “son niñas que se preocupan por su papá, son muy consentidoras esté bien o malito y Andrea es una consentidora”, finalizó.

Redacción LaOpinion.com

Advertisements