Perder peso no tiene que ser una tortura, de hecho, si sigues los consejos de los profesionales y te dedicas a vivir una vida balanceada puede ser bastante sencillo. La idea no es restringir calorías al máximo ni pasarte horas ejercitando. Lo ideal es seguir viviendo tu vida como siempre y haciendo unos pequeños cambios para que tu alimentación sea más balanceada.

1. Comienza con los vegetales verdes

No importa lo que ordenes, siempre pide un plato de ensalada o vegetales y come eso primero. De esa forma cuando vayas a comer tu plato de fondo ya te sentirás satisfecho con la fibra de tu ensalada y comerás para disfrutar y no para saciar tu gran apetito.


2. La regla del 80%

A nuestro cerebro le toma un tiempo darse cuenta de que ya no tenemos hambre o de que nuestro estómago está lleno, por lo cual es buena idea comer aproximadamente el 80% de lo que tienes en tu plato, esperar para ver si te sientes satisfecho y seguir comiendo sólo si tienes hambre. Así también evitarás sentirte hinchado después.


3. Comienza bien el día para sentar un precedente

Comenzar el día con un desayuno saludable y nutritivo nos ayuda a sentar un precedente para el día y a llenarnos de energía. Si comes bien durante la mañana será más fácil sentir que no vale la pena ‘arruinarlo’ a la hora del almuerzo.


4. Come tu última comida a más tardar a las 9 pm

De esta forma evitarás sentirte demasiado pesado, podrás descansar mejor y evitarás comer por comer de noche.


5. Nunca olvides ordernar una ensalada

Como te comentábamos antes, son el alimento que más fibra y nutrientes tiene. Así te aseguras de nutrirte y también de controlar tu hambre. 


6. Reemplaza las gaseosas por agua con limón

Muchas veces es tentador reemplazar las gaseosas por gaseosas sin azúcar, pero lo mejor es beber agua. Estarás mucho más hidratado y evitarás la hinchazón que puede producir el gas.


7. NUNCA elimines alimentos completamente de una sola vez

Esto sólo te hará odiar todos los cambios alimenticios que estás haciendo. En vez de eso, sigue disfrutando de todo lo que amas, pero con moderación. De esta forma no te estresarás de más.


8. Lleva goma de mascar para cuando sientas la necesidad de comer por comer

Si notas que a veces comes sólo por que tienes ganas de mascar algo, entonces llevar un poco de goma de mascar contigo puede ser una opción. Eso sí, no es ideal hacerlo durante mucho tiempo.La idea es que aprendas a controlar estos antojos y que logres controlarlos sin la necesidad de la goma.


9. Tómate tu tiempo

Toma por lo menos un mes adaptarse a un cambio, especialmente si es algo tan importante como lo que comemos o dejamos de comer. No te frustres si no todo sale como planeabas desde el primer minuto. Confía en el proceso y da lo mejor de ti.


10. Visita a un nutricionista certificado

Una buena idea es dejar que un profesional te guíe, especialmente cuando se trata de algo que tiene que ver con tu salud. Con su ayuda y tu motivación podrás conquistar todas las metas que te propongas.

Fuente: Upsocl

Advertisements

¿Qué te parece?