CIUDAD DE MÉXICO.- Un estudio publicado en la revista Nature afirma que la capa de hielo de la Antártida Occidental, podría comenzar a desaparecer antes de lo que los expertos esperaban. La investigación fue realizada por el doctor Robert M. DeConto de la Universidad de Massachusetts y el Dr. David Pollard del Universidad Estatal de Pensilvania, ambas en Estados Unidos.

Este deshielo significaría una elevación en el nivel del mar, casi un metro más de lo esperado para 2100 y más de 15 metros para 2500; en algunas zonas el nivel podría aumentar a casi dos metros.

El coautor del estudio, David Pollard, aseguró:

“No estamos diciendo que este es sin duda va a pasar. Pero estamos señalando que hay un peligro, y debería recibir mucha más atención”.

De acuerdo al New York Times, esta estimación es el doble de la que hicieron las Naciones Unidas como el peor escenario al que nos enfrentaríamos en dicho año.

Además, el artículo destacada que la situación sería peor para quienes vivan más allá del  2100, porque los científicos han documentado tales circunstancias, pero la mayoría habían asumido que sería imposible alcanzar dichos niveles de deshielo tan extremos en los próximos años.

Si las emisiones de contaminantes continúan en un nivel alto de aquí al 2100, el efecto sería, probablemente, el aumento en el nivel de las costas del mundo, ahogando muchas de sus grandes ciudades y quienes habitan en ellas.

redacción La Vanguardia